EDICIÓN 609
27 de febrero de 2020, 1:43:31
Sociedad


Alumnos del CEE talaverano 'Madre de la Esperanza' cumplieron su sueño de hacer el Camino de Santiago

Por La Voz de Talavera


Jueves 30 de Mayo de 2019.

El curso pasado cuatro alumnos y dos profesionales del centro de educación especial 'Madre de la Esperanza', de Talavera de la Reina, realizaron el Camino de Santiago, viviendo una primera y bonita experiencia que les hizo disfrutar de una vivencia única, como recogimos en este diario en su momento.

Tan enriquecedora resultó la iniciativa que en el mes de octubre los responsables del centro se plantearon repetir esta aventura, que los dos profesionales han llevado a cabo con otros cuatro alumnos la semana pasada, entre el 20 y el 27 del presente mes de mayo, recorriendo parte del Camino Portugués, desde Tuy a Santiago de Compostela, y cumpliendo con ello lo que a principio de curso para ellos era un sueño.

115 KILÓMETROS EN 8 DÍAS

Así, durante esos ocho días la expedición talaverana ha recorrido los 115 kilómetros que separan Tuy de Santiago de Compostela en sendas jornadas en las que -según cuentan- hubo momentos de flaqueza, largas noches en albergues, ampollas y recorridos con tramos complicados y duros que los alumnos fueron superando con esfuerzo, dando lo mejor de sí mismos en cada etapa, y demostrándonos que, si se cree y se trabaja, se puede".

En ese sentido, los tutores que han acompañado a los alumnos en tan singular peregrinación aseguran que "los buenos momentos que pasaron con los compañeros de camino les hace olvidar todos los momentos duros" y que "conocieron a muchas personas con historias de vida muy interesantes, se llevaron amigos, momentos de conversaciones interminables, risas y anécdotas que les hacen sonreír al recordar esta aventura".

RECIBIDOS CON APLAUSOS

Y es que los peregrinos del Madre de la Esperanza "en cada etapa tuvieron la oportunidad de valorar que el sacrificio tiene su por qué, su valor y su recompensa, que vieron devuelta con creces cuando entraban en la Plaza del Obradoiro y algunos compañeros de camino les recibían con aplausos y los ojos llenos de lágrimas al ver que al fin habían conseguido llegar a su destino".

En definitiva, esta experiencia ha sido muy gratificante y emotiva para todos, tutores y alumnos, de la que se llevan muchos aprendizajes y vivencias que les han permitido crecer como personas" y cumplir el objetivo inicial que se planteaba: buscar una dinámica de trabajo que resultase estimulante para los alumnos, ofreciéndoles una meta que aumentara su motivación y autoestima.

La Voz de Talavera.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.lavozdetalavera.com