EDICIÓN 609
9 de abril de 2020, 13:25:55
Sociedad


Luto en el IES San Isidro de Talavera por la muerte del exprofesor y exdirectivo Ricardo Sánchez

Por La Voz de Talavera


Jueves 20 de Febrero de 2020.

Ha fallecido Ricardo Sánchez Vígara, profesor jubilado del IES San Isidro, de la Ciudad de la Cerámica, a los 67 años de edad.

Según informa nuestro colaborador Alfonso Tertre, el fallecimiento, que ha causado gran conmoción entre el colectivo de educadores talaveranos, en general, y del citado instituto, en particular, ha tenido lugar este miércoles en Talavera de la Reina, de forma repentina.

Aunque extremeño de nacimiento, pues nació y vivió su infancia y juventud en Zarza-Capilla (Badajoz), pronto se trasladó a Talavera para comenzar en esta ciudad una nueva parte de su vida dedicada íntegramente a la enseñanza.

DESDE 1978 EN EL IES TALAVERANO

Fue en el año 1978 cuando comenzó a trabajar como educador en la residencia del instituto talaverano San Isidro.

Desde entonces, toda su vida laboral estuvo vinculada ininterrumpidamente a este centro, en el que puso fin a su actividad como docente el 5 febrero de 2016, fecha de su jubilación.

PROFESOR Y DIRECTIVO

Ricardo Sánchez fue profesor de Matemáticas y durante muchos años ejerció como secretario del citado IES San Isidro, en el que durante varias décadas ocupó puestos directivos.

Cercano en el trato y carente de formalismos, era esta, sin duda, su mejor carta de presentación. Era amable, correcto, humilde, y con su amplia sonrisa se ganaba siempre a todo el mundo.

PERSONA EXTRAORDINARIA

Ricardo fue una persona extraordinaria, llena de alegría y simpatía, radiante de vitalidad y buen humor; en el trabajo era constante, positivo, entrañable, honrado, leal y siempre transmitía tranquilidad y sosiego al resto del profesorado y personal no docente del instituto.

De apariencia sencilla, disfrutó siempre de la compañía de sus amigos y compañeros. Nunca parecía tener prisa y siempre escuchaba atentamente las conversaciones a su alrededor.

SONRISA CARACTERÍSTICA

Desde joven, su poblado bigote le otorgaba un aire de persona respetable y de buen juicio. Como anécdota, señalar que no era nada friolero, ya que aún en invierno muchos días se dejaba ver en el trabajo en camisa de manga corta.

Al finalizar su jornada laboral permanecía muchas veces en la cafetería del instituto, conversando con quienes allí coincidía, mostrando siempre su mejor sonrisa.

Disfrutó siempre de las comidas y salidas al campo con otros profesores. Nunca se le vio discutir por ningún asunto.

OPTIMISMO CONTAGIOSO

Se relacionaba por igual con los estudiantes, el profesorado y las familias. Se mostraba tal y como era, nunca ocultaba nada. El rasgo más atractivo de su personalidad era, sin duda, su forma de ser.

En Talavera se sentía a gusto; para él era su ciudad, su vida. En sus vacaciones de verano, solía pasar temporadas en Zarza-Capilla, su pueblo de infancia y juventud.

Heredó de su madre la alegría y su sonrisa y a quienes le conocimos nos contagió siempre su optimismo y cordialidad.

EL FUNERAL, ESTE JUEVES

Este jueves, 20 de febrero, a las 18:00 horas, en el tanatorio Hermanos Agüero, de Talavera, se oficiará la misa funeral por su eterno descanso.

Descanse en paz.

La Voz de Talavera.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.lavozdetalavera.com