www.lavozdetalavera.com

Reportaje

Barreda inaugura el ‘nuevo’ Hospital

El Presidente de Castilla-La Mancha fue el encargado de abrir el flamante edificio, en cuya reforma se han empleado 6 años y más de 80 millones de euros

jueves 31 de julio de 2014, 11:22h
Se acabaron las molestias, los ruidos y las soluciones provisionales: tras seis años de remodelación, el Hospital Nuestra Señora del Prado de Talavera está finalizado y prácticamente listo para dar servicio a los 125.000 habitantes del área de salud de Talavera. Una obra magna que inició el Insalud y ha finalizado el Sescam
Barreda inaugura el ‘nuevo’ Hospital
Poco queda de aquel viejo Hospital Nuestra Señora del Prado que en el año 2000 empezó a ser reformado por el Insalud en tiempos de Romay Beccaría como Ministro de Sanidad. Si acaso, el nombre, la dirección y los profesionales, como aseguró el alcalde de Talavera, José Francisco Rivas, durante el acto de inauguración que tuvo lugar el pasado viernes.

Y es que durante los 6 años que ha durado la ampliación se han vivido muchas circunstancias. La más importante, la trasferencia de competencias sanitarias de 2002, que llevó a la Junta de Comunidades a hacerse cargo de la ampliación, a través del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha. Esto conllevó, incluso, importantes cambios en el proyecto, mejorando y ampliando el anterior.

Pero no hay que olvidar otra muy destacable: durante todo este tiempo, el hospital ha logrado que conviviera el desarrollo normal de la obra con el servicio asistencial, intentando que los usuarios notaran lo menos posible los trabajos de remodelación. Quizá por esta razón el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, centró parte de su discurso inaugural en agradecer “a la sabiduría y la atención humana de los profesionales de este hospital, que son los grandes protagonistas del mismo”. Profesionales que, a pesar de lo que se había rumoreado, finalmente no llevaron a cabo ningún acto reivindicativo, aprovechando la abundancia de autoridades presentes.

Barreda señaló que “éste es un hospital completamente nuevo, construido en el mismo lugar en el que estaba el viejo, y eso ha generado problemas: si no hubiéramos contado con la buena voluntad de los que habéis trabajado aquí, esto no hubiera sido posible”. En ese sentido, el presidente concluyó que “ha merecido la pena: este hospital ya no es el mismo, es un hospital mejor, con más servicios, más profesionales, más tecnología y mejor preparación para atender a los pacientes”.

Por su parte, José Francisco Rivas, alcalde de Talavera, se mostró visiblemente satisfecho de poder contar con una obra que casi ha coincidido con su etapa de alcalde de Talavera y que por fin veía acabada. Rivas pidió a los presentes que consideraran el hospital como “una obra inacabada, porque el reto de seguir mejorando la atención sanitaria debe ser constante”.

El alcalde manifestó su satisfacción por la gestión sanitaria que viene realizando el Gobierno autonómico a través del SESCAM: “Nos sentaron muy bien las transferencias y nos están viniendo muy bien las competencias sanitarias”, dijo.

El acto inaugural también contó con la intervención del gerente del Hospital Nuestra Señora del Prado, Raúl Echevarría, quien afirmó que de este modo concluía un proceso de casi diez años, desde que comenzaran los trámites para la remodelación del hospital. Echevarría agradeció la paciencia de todos los implicados porque “no ha sido fácil convivir con una obra de estas características para pacientes y familiares” pero, sobre todo, para los trabajadores del hospital, quienes “nunca interrumpieron su actividad: a veces con medios antiguos, otros novedosos, con frío, con calor, pero siempre con ruidos”, comentó el gerente.

El acto congregó a numerosas personalidades, como el consejero de Sanidad, Roberto Sabrido; el gerente del SESCAM, Joaquín Chacón; el subdelegado del Gobierno en Toledo, Javier Corrochando; el presidente de la Diputación de Toledo, José Manuel Tofiño; el senador José Miguel Camacho, así como numerosos integrantes de la Corporación Municipal y una nutrida representación de profesionales del Hospital Nuestra Señora del Prado.

Estos últimos, junto a los pacientes, serán los más beneficiados de una infraestructura que, si no hay novedades, podrá utilizarse con total normalidad en los próximos días, poniendo fin a un largo proceso que concluye felizmente.

Un centro pensado para los próximos quince años
Los técnicos consideran que el actual Hospital Nuestra Señor del Prado cuenta con las condiciones suficientes como para dar cobertura sanitaria a la comarca talaverana durante los próximos 15 años. El salto cualitativo y cuantitativo ha sido evidente: de 18.000 a 60.000 metros cuadrados construidos, más de 400 camas -el 60% en habitaciones individuales-, tecnología de última generación y la implantación de nuevos servicios, como la Unidad de Corta Estancia Médica, el Hospital de Día Oncohematológico, la Unidad de Arritmias o la Unidad Antitabaco.

El Hospital cuenta hoy con 1.100 trabajadores que atienden a las casi 150.000 usuarios con los que cuenta el área sanitaria de Talavera.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios