www.lavozdetalavera.com

Talavera recibe la vieja hidroeléctrica

Desde el 1 de marzo de 2007 la antigua central hidroeléctrica situada sobre el cauce del río Tajo a la altura del Puente Romano engrosa el patrimonio público talaverano tras la firma del convenio de cesión gratuita rubricado por Iberdrola y el Ayuntamiento, entidades representadas respectivamente por el delegado de Relaciones Institucionales en la región, Víctor Rodríguez, y el alcalde, José Francisco Rivas. Fuera de servicio desde 2001, el edificio de la planta hidroeléctrica ‘Virgen del Pilar’, como fue bautizada en 1934, tiene tres plantas, incluye una parcela de 2.350 metros y mantiene la vieja maquinaria y el canal de servicio habilitado en su día para abastecer de agua a los sistemas de producción eléctrica, cuya potencia instalada es de 660 kW. Todo el conjunto ha sido valorado en 300.000 euros.
Tras la firma, Rivas se felicitaba por la recuperación para la ciudad de un edificio al que calificó como “emblemático”, cuyo destino será la educación ambiental referida al agua como fuente de vida y en concreto la sede del Museo Nacional del Agua que hace unos meses el propio presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, José María Macías, se comprometió a ubicar en Talavera. Al respecto y mostrando su confianza de que el presidente de la CHT “sea hombre de palabra”, Rivas justificó la apuesta por ubicar en este lugar el futuro museo no sólo por su privilegiada ubicación sobre el propio cauce del Tajo, sino también por estar incluido en una “ruta museística de extraordinario valor”, en alusión a la cercanía del Museo Etnográfico, el Ruiz de Luna, el nuevo Centro Cultural Rafael Morales y el futuro museo de la Iglesia de El Salvador.

Igualmente y en alusión a la problemática del escaso caudal del Tajo, el alcalde no ocultaba la relevancia de la creación en Talavera del Museo Nacional del Agua, al indicar que “no me imagino estar en el Museo del Agua y ver un río seco, eso sí que sería lamentable”, concluyendo que “tiene mucha intención este museo”.

Víctor Rodríguez agradeció al Ayuntamiento “las facilidades prestadas” para la ejecución de las nuevas centrales que sustituyeron a la del Puente Viejo, en este caso las bautizadas como Palomarejos, aguas arriba, y Talavera, aguas abajo del casco urbano. Según Rodríguez, ambas plantas no sólo aumentan la capacidad de generación eléctrica anual hasta los 16.500 megavatios/hora sino que su tecnología es más respetuosa con el medio ambiente. Por tanto, el delegado regional de Relaciones Institucionales afirmaba que “nos parece de justicia poder colaborar con el Ayuntamiento y los ciudadanos de Talavera para que estas instalaciones que están en desuso después de más de 60 años produciendo energía se pueden reciclar y sacar partido una vez se realicen las reformas oportunas”.

Además, Víctor Rodríguez adelantaba que Iberdrola seguirá atendiendo otras peticiones recibidas desde el Consistorio, como la iluminación de algunos edificios emblemáticos, proyecto sobre el que ya estarían trabajando los técnicos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Voz de Talavera

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.