www.lavozdetalavera.com

En Madrid, Avila, Ciudad Real, Cuenca y Toledo

Caja Rural Castilla-La Mancha adquiere 14 oficinas de Barclays España, incluida una en Talavera

Caja Rural Castilla-La Mancha y Barclays España han alcanzado, este martes 1 de octubre, un acuerdo para la transmisión de 14 oficinas situadas en Madrid, Ávila, Ciudad Real, Cuenca y Toledo, incluida una en Talavera de la Reina.

El presidente y el director general de Caja Rural CLM, Andrés Gómez Mora y Víctor Manuel Martín, artífices del acuerdo con Barclays España
El presidente y el director general de Caja Rural CLM, Andrés Gómez Mora y Víctor Manuel Martín, artífices del acuerdo con Barclays España

La operación, que permitirá a Barclays liberar capital, comprende 14 oficinas que forman parte del conjunto de sucursales objeto de reestructuración que la entidad anunció el pasado mes de febrero en el marco del reposicionamiento del negocio de banca minorista para centrarse en el segmento Premier.

Según informa Caja Rural Castilla-La Mancha, las 14 oficinas de Barclays España cuentan con un volumen de negocio estimado de unos 300 millones de euros, una cartera de cerca de 10.000 clientes y la plantilla adecuada para continuar prestando el servicio que demanden los clientes.

Las oficinas traspasadas están situadas en: Arganda del Rey, Ávila, Colmenar Viejo, Fuensalida, Hoyo de Manzanares, Huete, Pinto, Santa Cruz de la Zarza, Seseña, San Sebastián de los Reyes (2), Talavera, Valdepeñas y Villaviciosa de Odón.

Según ha explicado este martes la Caja Rural castellano-manchega, se trata del primer traspaso de un conjunto de oficinas asumido por una caja rural española. La operación va a permitir a Caja Rural de Castilla-La Mancha profundizar en la vinculación con su mercado original así como extender su área de influencia a otras zonas limítrofes a Castilla-La Mancha, y ampliar su presencia en otras comunidades autónomas.

Caja Rural Castilla-La Mancha genera con esta operación un considerable impulso al plan de expansión en el que actualmente se encuentra inmersa, además de aportar a su balance un volumen de extraordinaria calidad. A través del contrato de traspaso de sucursales Caja Rural de Castilla la Mancha asume como suyos los derechos y obligaciones que Barclays tenia concertados con sus clientes.

Por otro lado, el acuerdo permite a Barclays continuar con el proceso de reposicionamiento de su negocio de banca minorista hacia el segmento Premier, a la vez que permite a ambas entidades dar continuidad al empleo en las sucursales traspasadas. En cuanto a los clientes, el acuerdo les permitirá poder seguir recibiendo servicios bancarios en la misma localidad en la que actualmente los reciben.

Barclays y Caja Rural Castilla-La Mancha se comprometen a mantener una estrecha relación de colaboración con el objetivo de facilitar la transición y garantizar a los cerca de 10.000 clientes el mantenimiento de la calidad de los servicios prestados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios