www.lavozdetalavera.com

HOMBRE DE CAMPO

¡Zas!, en toda la boca

¡Zas!, en toda la boca

Arturo Espinosa

Es la única frase con un poco de gracia de uno de los protagonistas de la serie Big Bang. Pero expresiva es un rato. Quiere significar la onomatopeya de un tortazo en la boca. Zas, en toda la boca...
Y en esas estamos. Lo que nos espera para el año 2014 y las previsiones para el 2015 no son mejores, ya que, a pesar de esa luz del final del túnel que ya algunos están viendo, al ciudadano de a pie y sufrido contribuyente esa luz ni está ni se la espera. Es decir, no se prevé una remontada de la actividad económica que suponga un significativo descenso del desempleo.
Dos asuntos se me aparecen como de atención inmediata: el primero es la revisión de las Ordenanzas Fiscales y, relacionada con él, la ya anunciada revisión del Plan de Or­de­nación Municipal (POM) sólo para algunos.
Empezamos con un POM aprobado por unanimidad y que ahora acredita que fué un error, pero de los grandes, del cual ya nadie se hace responsable. Se traslada a la crisis que Zapatero no vio la causa de que no se so­terre el AVE prometido, a que se pinchó la burbuja inmobiliaria, a que… Ya no interesa ese POM, porque los terrenos recalificados pagan una barbaridad de IBI como consecuencia de la revisión catastral y de la nueva calificación urbanística y, desde luego, porque no se mueve ni un ladrillo.
Y ahora, a esperar, ¿eh?, porque todo exige un procedimiento administrativo largo, lar­go, largo... Y, en ésas, ¿no podríamos suponer que cuando se reforme el POM pudiera llegar el AVE? Y, entonces, ¿qué? Vuelta a empezar: querríamos tener terrenos calificados que permitieran ¿construir?, ¿especular?... ¡Qué desastre¡
Y vamos a las Ordenanzas. El IBI es un impuesto importante para el presupuesto de ingresos del Ayuntamiento, dicen que un 33 y tres por ciento. Este  impuesto de carácter local viene afectado por una normativa estatal promovida con objeto de sanear las arcas de los ayuntamientos, esa denominada he­rencia recibida que por desgracia existe y alguien la ha generado, aunque ahora mi­ren para otro lado. Pues, a pesar de la sangrante situación de caída de la actividad económica, de cierre de empresas y del nivel de de­sempleo, lo decreta el Gobierno de Ma­drid y lo asume el Gobierno Municipal, que no tie­ne más remedio que cumplirlo; así, este año sube, según la oposición, un 11,87% sobre el año 2013; pues es lo que toca, salvo que se incumpla la ley .
Oigo de forma cada vez más repetida que no todo lo justo es legal ni todo lo legal es justo. Y éste es uno de los casos. Considero que el ciudadano medio de Talavera no pue­de soportar más presión fiscal, ése que no está en plataformas, ni en partidos ni en sindicatos, que no tiene voz en la calle, al que se le da otra vuelta de tuerca a su economía
Si la subida del IBI va por lo legal, la Tasa de Su­mi­nistro de Agua va por lo contractual; vamos, que hay que cumplir lo que dice el contrato y por éso hay que pagar a Aqualia en torno al 4% más. Según ha dicho el concejal de Hacienda, como ha subido el IPC no tienen más remedio que subir las cuotas.
Vamos a ver, por lo que más quieran... Si le están diciendo al ciudadano, al funcionario, al pensionista, que lo del IPC no se pue­de aplicar en los sueldos por las circunstancias económicas que sufrimos, ¿cómo se pue­den defender públicamente esta subida y tales contratos? ¿No serían denunciables? ¿No son ma­nifiestamente injustos?
Porque legales sí lo son. ¿Pero justos?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Voz de Talavera

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.