www.lavozdetalavera.com

A VIVA VOZ

Un nuevo POM para recibir al AVE a cielo abierto

Un nuevo POM para recibir al AVE a cielo abierto

Pedro A. Rosado

Bueno, pues ya nos vamos aclarando. Tiempo he­mos tenido, aunque ya se sabe que nunca es tar­de si la dicha es buena. Así que, después de tantas declaraciones altisonantes, de tantas reafirmaciones rimbombantes y de tantos y tantos re­gates a la realidad que han protagonizado am­bos bandos, gobierno y oposición, en los últimos diez años -o sea, que a cada cual le toca lo suyo-, parece ser que Gonzalo Lago y su Ejecutivo municipal han decidido agarrar el toro del AVE por los cuernos y poner los pies sobre la tierra para afrontar la cruda y dura realidad.
No, no va a haber AVE en Talavera de momento y, si no varían muy mucho las circunstancias socioeconómicas en los próximos lustros, nunca vendrá por vías soterradas, con lo que to­do el desarrollo de la ciudad programado por el Plan de Ordenación Municipal (POM) actualmente en vigor, que de­pende del soterramiento al cien por cien, es una quimera, un sueño imposible del que cuanto antes hay que despertar. Lo dijo nuestro alcalde hace tiempo y lo ha vuelto a repetir en los últimos días: “Soterrado o sin soterrar, que llegue cuanto  antes el AVE a Talavera”. Pues, lamentablemente, en el mejor de los casos, será sin, señor Lago; claro que us­ted, que se lo venía barruntando tiempo ha, se­guramente a estas alturas ya lo sabe a ciencia cierta.
Lo sepa o lo intuya, lo cierto y verdad es que el alcalde parece firmemente dispuesto a tomar las medidas necesarias para aminorar los negativos efectos que el seguro re­traso del AVE va a causar en nuestra Muy Noble y Muy Leal Ciudad, aparte de los que ya hemos sufrido al no cumplirse las promesas socialistas que nos hablaban de un AVE que iba a llegar aquí, primero, a toda máquina, en 2007 y, luego, “a toda leche”, en 2010. Lo que ha llegado en lugar del AVE ya saben lo que ha sido: la penuria económica, las millonarias deudas de la Ad­ministración y la suspensión de inversiones y recortes varios, que han convertido en papel mojado los acuerdos comunitarios europeos para el desarrollo de la alta velocidad entre España y Portugal y en mera palabrería cuantas promesas realizaron al respecto los políticos de turno, primeros los unos y luego los otros, por orden de intervención en la ‘película’ que se montaron y nos contaron.
Pero, quiá, ya no sirve girar la cabeza y mirar atrás, sino pensar en cómo afrontar el presente y preparar el futuro para que Talavera y los talaveranos no resulten aun más perjudicados por los incumplimientos de quienes no han sido capaces de atender sus contratos con los ciudadanos; que, al fin y a la postre, éso, un contrato, es un programa electoral, como nos ha venido recordando Julio Anguita en más de una ocasión. Y en eso, en mirar hacia adelante, está nuestro alcalde, Gonzalo Lago, firmemente re­suelto a seguir reivindicando la llegada del AVE, pero sin exponer todo el futuro desarrollo de nuestra ciudad a que lo haga por vías soterradas, como estaba previsto y nos prometieron. Una decisión tan lógica como pragmática, basada estrictamente en la cruda realidad, que deberá tener su primer exponente en la modificación del malhadado Plan de Ordenación Municipal para dejar sin efecto las confiadas (?) pretensiones de sus au­tores -técnicos y políticos- y evitar sus perniciosas consecuencias en las economías de los talaveranos. En definitiva, preparar la ciudad para recibir al AVE, cuando quie­ra que sea, a cielo abierto. Qué remedio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Voz de Talavera

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.