www.lavozdetalavera.com

PLAZA DE LA TROPICAL

Impuestos y el mejor Gobierno

Impuestos y el mejor Gobierno

José Carlos Rico

Hace unos años descubrí a Henry Da­vid Thoreau, escritor, poeta y filósofo es­ta­dounidense del siglo XIX, autor de relevantes escritos algunos de los cuales se publicaron después de su muerte, que le llegó a los 45 años. El fue quien acuñó el término "desobediencia civil", título de una de sus obras más famosas. Thoreau co­­mienza su libro con una afirmación que suscribo plenamente, "el mejor gobierno es el que menos gobierna", e incluso llegaba a afirmar que era mucho mejor si "el gobierno no gobernaba nada".

Es evidente que Thoreau era un liberal y sus enfrentamientos con los recaudadores de impuestos eran constantes, pu­esto que Thoreau defendía unos im­puestos mínimos o prácticamente inexistentes.

Recordaba estas ideas hace unos días, cuando un amigo me dijo que tenía intención de vender su casa y me pidió que le calculase el coste fiscal que le iba a suponer la operación. Le pedí el precio de compra de su casa y la fecha y le desgrané todos los impuestos que se derivaban de dicha venta, co­menzando por el de transmisiones patrimoniales, o derechos reales como los co­noce la gente, que paga el comprador y recauda la Comunidad Au­tónoma, un 8 por ciento en el caso de mi amigo. Luego viene la Plusvalía, que la paga el vendedor y la recauda el Ayun­ta­mien­to, y que grava el incremento del valor del suelo. Y, finalmente, el año si­guiente, la ganancia patrimonial en la de­claración del impuesto de la renta, que grava la ga­nancia en la venta, casi un 25 por ciento, y la recauda el Estado, cuando es de suponer que mi amigo ya se habría olvidado de la venta.

En resumen, como se ve, muchos invitados para una tarta tan pequeña. Le dije a mi amigo que, a la vista de todo lo que le había dicho y de las cuentas que habíamos hecho, le compensaba conservar su casa porque perdería dinero; sin olvidar, le dije, que incluso es casi seguro que la Oficina Liquidadora no esté conforme con el precio y gire una liquidación complementaria.

Entonces, comprobé que el presupuesto del Ayuntamiento de Talavera ascendió, en 2013, a casi 57 millones de euros, más de 650 euros por habitantes, y volví a recordar a Henry David Tho­reau y a pensar que tenía razón. El me­jor gobierno es el que menos gobierna y no el que más recauda.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Voz de Talavera

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.