www.lavozdetalavera.com

Tras el rechazo de CCM a negociar con los afectados

Cunde el desánimo y el desasosiego entre los afectados por la quiebra financiera de la cooperativa San Isidro de Parrillas

Cunde el desánimo y el desasosiego entre los afectados por la quiebra financiera de la cooperativa San Isidro de Parrillas
Por La Voz de Talavera
jueves 31 de julio de 2014, 11:22h

Martes 22 de julio de 2014, 10:33 horas.

A pesar de que todavía no están agotadas todas las vías para evitar la liquidación de la entidad o el concurso de acreedores, en el seno de la plataforma de afectados por la situación de quiebra financiera de la Cooperativa San Isidro de Parrillas ha crecido el desánimo y el desasosiego tras la negativa de CCM a cualquier tipo de negociación para solucionar conjuntamente el problema, en el transcurso de la reciente reunión mantenida por el presidente del Consejo Rector de la cooperativa, Jesús Gómez Jiménez, y el presidente de la Fundación CCM.

Rechazo que viene a unirse al ya expresado en su día por Caja Rural Castilla-La Mancha, vinculada durante más de 60 años a la cuenta bancaria y a la Sección de Créditos de la cooperativa parrillana, que renunció incluso a reunirse con los afectados.

Se desinflan un tanto, así, las expectativas e ilusiones de encontrar un ‘socio financiero’ levantadas tras la reunión mantenida el pasado mes de junio con la Consejera de Economía y Empleo de la Junta, Carmen Casero, que se comprometió a mediar en la solución de esta crítica situación que amenaza con llevar a la ruina a los 500 socios cooperativistas, entre los que se encuentran la práctica totalidad de los vecinos de Parrillas.

No obstante, integrantes de la plataforma manifiestan a LaVozdeTalavera.com que “mantenemos la lucha y la esperanza porque hay una entidad bancaria que pudiera estar interesada en hacerse cargo de los pasivos financieros y activos inmobiliarios de la cooperativa y, sobre todo, porque hemos visto cómo el Banco Santander ha evitado la liquidación de la Cooperativa Tierra de Calatrava de Miguelturra al hacerse cargo del pasivo de trece millones de euros que tenía la misma, con la correspondiente quita, lo que nos hace pensar que nosotros, con un pasivo de alrededor de tres millones de euros, también podemos encontrar una solución a nuestro problema”.

Un problema que, como adelantó en su día La Voz de Talavera, tiene su origen en el agujero de 780.000 euros provocado por el préstamo concedido en 1998 a Afrodisio García Martín, entonces director de la oficina de Caja Rural de Toledo en Alberche, en la que la cooperativa parrillaza abrió una cuenta bancaria aún vigente, y actual director territorial de Caja Rural Castilla-La Mancha en Guadalajara.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(2)

+
0 comentarios