www.lavozdetalavera.com

TALAVERA VIVA

Así habló Zaratustra (1)

Así habló Zaratustra (1)

Jesús Huete

jueves 07 de agosto de 2014, 18:27h

Jueves 7 de Agosto de 2014.

Lo encontré “una noche después de un concierto”. Le invité a un cubata, y el anciano empezó a hablar: “Mire, Jesús, en el otoño de 1975, el año en que enterraron al dictador, tres antes de que naciera el doctor Pablo Iglesias Turrión, ex profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Complutense, empecé yo el primer curso en dicha Facultad. El difunto se murió angustiado, porque pensaba que la mitad de los españoles eran comunistas, y que estos estaban infiltrados en todas las instituciones políticas del país. Los militares siguieron creyéndolo, por lo cual intentaron derrocar a Suarez cuando legalizó al PCE. Pero, sorprendentemente, en las primeras elecciones democráticas este partido consiguió poco más del diez por ciento de votos. ¿Cómo podían estar tan equivocados en la evaluación de la potencia del PCE todos los órganos policiales civiles y militares, y el servicio de espionaje de la Dictadura? Pues se equivocaron, porque eran una partida de fascistas cenutrios, que no se habían molestado en conocer a su enemigo, y sólo se dedicaron a pillar a los militantes, a torturarlos, a matar a algunos, y a “guardar” a los demás en Carabanchel.

Los dirigentes del PCE conocían sus fuerzas y su limitada capacidad de acción. Veinte años antes, habían renunciado a la lucha armada, e iniciaron una política de colaboración con fuerzas políticas no comunistas. Así que orientaron su actividad a catalizar las reacciones de las fuerzas disconformes con el Régimen, y a explotar las contradicciones que pudieran surgir como consecuencia de la acción del Gobierno. Para ello, decidieron ejercer la oposición política fuera de las instituciones de la Dictadura, ya que en estas no era posible su ejercicio, y llevarla a la sociedad civil: la literatura, el cine, el teatro, la Universidad, etcétera.

El sindicato clandestino C.C.O.O. fue una pieza capital en esa labor; y en las grandes capitales tuvo gran influencia el “movimiento de barrios”, que constituyó una notable fuerza de oposición al gobierno municipal, y al Régimen, mediante la pertinaz defensa de mejoras materiales justas. El método asambleario, que perfeccionaron hasta el virtuosismo, fue el instrumento mágico que permitió a una “minoría de revolucionarios decididos” conducir a grupos de personas de diversas ideologías y con intereses diferentes en masivas demostraciones públicas de oposición a las políticas gubernamentales, a partir de la denuncia de injusticias sociales y de reivindicaciones comunes, cuyos logros se presentaban como victorias políticas. A la muerte del dictador, el PCE comprendió que estaba en un momento crítico en el que necesitaba hacer sentir su influencia en la calle, y echar un órdago al Gobierno de Arias Navarro, si quería tener una presencia sólida en el cambio político que se avecinaba.

En el curso 1975-76 tuvimos más días de asamblea que de clases. Para ilustrarte cómo iba la cosa, describiré del desarrollo de una asamblea cualquiera: Mediante grandes cartelones, los dazibaos, se convocaba una asamblea en el aula magna para reclamar una Biblioteca. Asistían alrededor de trescientos alumnos. En el estrado había tres o cuatro convocantes que proclamaban, uno detrás de otro, que el Rector y el Decano eran unos esbirros del Gobierno, que no habían construido la Biblioteca de la Facultad, creada pocos años antes, porque estaban interesados en que los estudiantes de Políticas y de Sociología no tuvieran una enseñanza de calidad, ya que, obviamente, si los alumnos estuvieran bien formados, engrosarían la oposición al Régimen. Como era de una lógica evidente la necesidad de una Biblioteca en la Facultad, todo el mundo, cualquiera que fuera su ideología, estaba de acuerdo en lo razonable de la reivindicación, y nadie se oponía, de modo que se podría aprobarse en quince minutos la propuesta de formar una comisión que acudiese a exigir la Biblioteca al Decano. Pero, esa rapidez en el acuerdo habría supuesto desperdiciar una oportunidad para hacer oposición política al Régimen, así que la asamblea continuó… ¿Otro cubata, colega?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(0)

+

0 comentarios