www.lavozdetalavera.com

Piragüismo. 1.000 metros K-1

Cubelos fue penúltimo en una final atípica
Ampliar
Cubelos fue penúltimo en una final atípica

El talaverano Cubelos tiene que conformarse con la octava plaza en la final del Mundial

Dos medallistas olímpicos, Adam Van Koeverden y Max Hoff, le escoltaron en la línea de meta

Por La Voz de Talavera
sábado 09 de agosto de 2014, 11:23h
Sábado 9 de Agosto de 2014, 11:11 horas.

El palista talaverano Francisco Cubelos no ha podido poner broche de oro a su participación en los Campeonatos del Mundo de Piragüismo en Aguas Tranquilas Moscú 2014, al no haber pasado del octavo puesto en la final de K-1 1.000 metros disputada en la mañana de este sábado.

Cubelos ha sido octavo  con un tiempo de 3m.28s.922, en una regata que se ha resuelto con un podio sorprendente, con victoria del palista que presentaba el peor tiempo de clasificación, el checo Josef Dostal, y con los medallistas olímpicos y mundiales Adam Van Koeverden y Max Hoff relegados a los puestos séptimo y noveno, respectivamente, escoltando al español en la línea de meta.

Aparte del talaverano, el resto de palistas de la selección española tampoco han obtenido buenos resultados en la jornada sabatina matinal, que se ha saldado con un sexto puesto y tres octavos en las cuatro finales en la que ha tomado parte, entre ellas la de C-1 en la que David Cal se ha beneficiado de la caída de Queiroz.

El mejor puesto ha sido para la asturiana Miriam Vega y la vasca Begoña Lazkano, en K-2 1.000 metros, al lograr el sexto puesto (3m.43s.014) en la prueba con triunfo de Dinamaca tras un duelo con Bielorrusia. La pareja española, que ya causó una buena impresión en la eliminatoria en la que logró el pase directo a final, ha sabido conservar durante la regata de la final la sexta plaza a la que se aferró desde el comienzo de la prueba.

Las otras tres embarcaciones participantes en las finales disputadas de esta mañana han repetido el octavo puesto, que ha inaugurado el K-4 500 tripulado por María Corbera, Isabel Contreras, Eva Barrios y Ana Varela (1m.32s.475). La octava plaza del K-4 femenino reviva las esperanzas de reencuentro con puestos cercanos al podio, en los que esta embarcación española ha sido finalista olímpica en Atenas 2004 y Pekin 2008.

El quíntuple medallista olímpico David Cal, que se había marcado la final como objetivo del MUndial al que no llegaba en su mejor momento de forma, se ha visto favorecido por la caída al agua de Isaquias Queiroz, su compañero de entrenamiento y vivienda en Brasil, quien tras liderar la regata desde el inicio con absoluta autoridad se cayó al agua a escasos centímetros de la meta.

Queiroz, doce años menor que Cal, mantuvo en la final la exhibición de superioridad que mostró en la eliminatoria y semifinal pero la aciaga caída al agua en el impulso de la que parecía la última palada le hizo perder el título mundial en favor de Sebastian Brendel, que le había dado alcance en los metros finales.

El germano también cayó al agua pero lo hizo después de cruzar la línea de llegada. La descalificación del brasileño Queiroz, que comparte entrenador con Cal, ha aupado al gallego (4m.011s.872) a la octava plaza, y ha dada entrada al podio al campeón olímpico húngaro Attila Vajda, un rival habitual del español cuando éste atraviesa sus mejores momentos.

Además, la penúltima jornada mundialista ha deparado para la delegación española dos participaciones en finales B, en las que el K-2 1.000 metros de Víctor Rodríguez y Diego Cosgaya ha sido tercero (3m.11s.129) y el C-2 500 de Yeray Picallo y André Oliveira (1m.46s.890).

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios