www.lavozdetalavera.com

LA MALETA DE BACH

Cristiano

Cristiano

Antonio San Miguel Roldán

miércoles 30 de marzo de 2016, 07:50h

Miércoles 30 de Marzo de 2016.

Cristiano no es cristiano, es un hombre devorado por su ego. A la finalización del derbi nos hizo su última revelación: si mis compañeros estuvieran a mi nivel iríamos primeros. ¡Pues claro que no están a su nivel! por eso no costaron 100 millones de euros, ni tienen tres balones de oro, ni tienen la ficha más alta en el mundo del fútbol.

Si Cristiano se pone al nivel de Carvajal, de Casemiro o de Lucas Vazquez, es que vive ajeno a una realidad que no le es ajena en absoluto. Al mejor hay que exigirle en función de lo que es, de lo que pide cuando se sienta a negociar su contrato, de su capacidad de liderazgo dentro del grupo, de la situación de elogio mundial en la que se encuentra fruto de sus números. En ese escalafón tan solo se encuentra Messi (ese debe ser su punto de referencia, su nivel de contraste, no otro).

Pero claro, para más inri, resulta ser que profiere este discurso ventajista el día en que ni fue determinante, ni marcó un solo gol, ni sacó alma para combatir al Atlético de Simeone. Cuando alguno de sus palmeros le hizo ver la gilipollez que había verbalizado, intentó enmendar lo enmierdado. Ya era tarde, la bomba estaba en ese vestuario.

Algunos salen muy marcados por ese discurso. Cristiano hace sus proclamas, y no son producto de un calentón adolescente, todas ellas llevan un mensaje cifrado: Cristiano se quiere ir a otra parroquia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios