www.lavozdetalavera.com

Escalofriante relato del Fiscal: Así mataron 'El Conejo' y su sobrino a Antonio Fernández, 'el cazador de La Jara'

Antonio Fernández Muñoz, la víctima, murió durante lo que pensaba que iba a ser una de las jornadas de caza a las que era tan aficionado
Ampliar
Antonio Fernández Muñoz, la víctima, murió durante lo que pensaba que iba a ser una de las jornadas de caza a las que era tan aficionado

Sábado 16 de Abril de 2016.

El juicio oral por el crimen de Antonio Fernández Muñoz, el exempleado de Bankia en Talavera y gran aficionado a la caza cuyo cadáver fue hallado el 14 de febrero de 2014 en la finca 'Los Baños', de Aldeanueva de Barbarroya, con un disparo en el cráneo tras varios meses desaparecido, tendrá lugar a partir de las próxima semana, del 22 al 29 de abril, en la Audiencia Provincial de Toledo.

Los acusados del asesinato de Antonio Fernández, de 49 años, natural y vecino de Belvís de la Jara, son Rufino González, alias 'El Conejo', y Flores Alba, sobrino de éste; ambos, naturales de Sevilleja de la Jara y residentes en Talavera, eran compañeros de caza de la víctima, actividad que presuntamente iban a practicar cuando tuvieron lugar los hechos que culminaron en el crimen del propio Antonio, el 30 de septiembre de 2013.

'El Conejo' y su sobrino, que se encuentran en prisión desde hace dos años, serán juzgados por un jurado popular cuyos candidatos fueron sido designados por sorteo el pasado mes de enero en la propia Audiencia Provincial de la capital regional y que estará compuesto por nueve titulares y dos suplentes, que deberán ser seleccionados el 22 de abril.

El Ministerio Fiscal acusa a Rufino González, de 68 años, de haber realizado el disparo que mató a Antonio Fernández, en presencia de Flores Alba, de 53 años. Para el primero pide 20 años de cárcel por asesinato, 5 más por robo con violencia y 2 más por tenencia ilícita de armas; mientras que para Flores Alba solicita 17 años por asesinato, cinco por robo con violencia y otros 2 por tenencia ilícita de armas; además de una indemnización conjunta y solidaria a la viuda y los dos hijos de la víctima, a razón de 150.000 euros cada uno.

UN PLAN CRIMINAL

En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso La Voz de Talavera, el Ministerio Fiscal hace un relato escalofriante de los hechos que desembocaron en el 'crimen del cazador de La Jara', como resultado del plan que habrían urdido los dos acusados para robarle los valiosos efectos de caza que la víctima tenía.

Este es el escalofriante relato que de los hechos hace el Fiscal y en base a los cuales 'El Conejo' (en la imagen de la derecha, entrando en los Juzgados de Talavera tras su detención) y su sobrino serán juzgados a partir del viernes de la próxima semana.

"Los acusados R.G.G. y F.A.G., en los días inmediatamente anteriores al 30 de septiembre de 2013, idearon un plan para acabar con la vida de Antonio Fernández Muñoz y apoderarse de los valiosos efectos de caza que el mismo poseía.

INVITACIÓN MORTAL

Para ello, con el pretexto de invitarle a una jornada de caza en el Coto que explotaba el acusado R.G.G., y al que tenía libre acceso el acusado F.A.G., se citaron con Antonio Fernández Muñoz las 18.00 horas del 30 de septiembre en la casa rural de Aldeanueva de Barbarroya (Toledo).

Una vez allí, Antonio Fernández Muñoz dejó aparcado su vehículo, cogió todos los enseres precisos para cazar, tales como el rifle, los visores, los cuchillos o los prismáticos, y se dirigieron los tres, en el vehículo de R.G.G. al mencionado coto sito en el paraje "Los Baños " de Aldeanueva de Barbarroya.

Al llegar al lugar, aprovechando que se trataba de una finca alejada de la vista y presencia de cualquier persona, continuaron con el plan ideado y así, F.A.G. abría camino hacia un punto alto y de difícil localización de la finca, seguido por Antonio Fernández Muñoz y en tercer lugar por el acusado R.G.G.

DISPARO POR LA ESPALDA

Al acercarse al punto elegido para deshacerse del cadáver, R.G.G., que caminaba entre un metro y un metro y medio detrás de Antonio Fernández Muñoz, tras cerciorarse de que el mismo no veía el ataque y no tuviera posibilidad de defenderse, sacó una pistola que portaba marca PARA-ORDNANCE modelo P10-45 del calibre 45 ACP, con n° de identificación TM4400, y le disparó por la espalda, impactando la bala en la zona malar derecha para terminar alojándose en el canal medular entre la base del cráneo y la primera vértebra cervical, causándole la muerte en el acto debido a un shock traumático de origen neurogénico por destrucción de centro vitales.

A continuación, tras comprobar el fallecimiento, los acusados le quitaron la ropa -dejándolo únicamente con la interior- lo introdujeron en un saco de dormir y en unas bolsas de plástico y cavaron un foso profundo donde lo enterraron; una vez tapado el foso, le colocaron por encima hojas y chaparros para impedir que fuera hallado.

DESNUDO E INDOCUMENTADO

Conseguido su propósito, cortaron las tarjetas y documentos que Antonio Fernández Muñoz portaba en su cartera y los escondieron en el monte debajo de la tierra; haciendo lo mismo con la ropa que le habían quitado.

Al terminar de ocultar las pruebas, los acusados con la intención de obtener un beneficio patrimonial a costa de los efectos del ya fallecido, se apoderaron del rifle de Antonio Fernández Muñoz (FN/BROWNING modelo BAR MARKIILONGTRAC), de los cartuchos, de los cuchillos, de los prismáticos, de dos visores y de un acople de visor que portaba para la actividad cinegética, escondiendo el rifle, los cartuchos y los cuchillos en un zulo excavado en la finca y dentro de un tubo de PVC, para poderlos utilizar y que no sufrieran deterioros.

REGRESO A TALAVERA

De inmediato abandonaron la finca llevando en su poder los prismáticos, los dos visores y el acople de visor, regresando en el vehículo en el que habían llegado hasta el domicilio de R.G.G. sito en Talavera de la Reina.

En una casa derruida existente a unos quince metros del domicilio de R.G.G. los acusados escondieron tanto la pistola con la que habían dado muerte a Antonio Fernández Muñoz como los prismáticos, los visores y el acople de visor, dejándolos allí para poder hacer uso de ellos en todo momento.

LA PISTA DEL 'SANGRIENTO' BOTÍN

Tras iniciar la Guardia Civil una minuciosa búsqueda del desaparecido en el paraje los "Los Baños", encontraron escondidos en distintos huecos y en zulos y dentro de tuberías, cartuchos de distintos calibres (300, 9,3X62, 12/70), tanto percutidos como no percutidos, una escopeta repetidora del calibre 12 marca BERETTA modelo CSA302 con el número de identificación parcialmente borrado y en correcto estado de funcionamiento y un rifle semiautomático marca REMINGTON modelo 7400 del calibre 270, con el número de identificación borrado y en correcto estado de funcionamiento, así como munición del mismo calibre. La escopeta, el rifle y la munición se encontraban escondidos en el paraje para hacer uso de ellos los acusados en todo momento.

También se encontraron los efectos de caza del fallecido -rifle, cuchillos y cartuchos- que habían sido escondidos en la finca para hacer uso de ellos en todo momento.

EL ARMA HOMICIDA

Tras la detención de los dos acusados, se practicó una entrada y registro en los domicilios de ambos -que había sido previamente autorizada por el Juzgado- hallándose en el domicilio de R.G.G., sito en Talavera de la Reina, cuatro vainas del calibre 12, una escopeta semiautomática marca BENELLI modelo SL 125 SUPERLIGERA del calibre 12 que si bien se encontraba inutilizada, si que era apta para efectuar disparos. Otra escopeta semiautomática marca VERNEY-CÁRRON del calibre 12 con el número de identificación parcialmente eliminado que se encontraba inutilizada y no era apta para efectuar disparos.

En la casa derruida cercana al domicilio de R.G.G., se encontró la pistola con la que habían dado muerte a Antonio Fernández Muñoz, siete cartuchos de su calibre (45 ÁCP) y los efectos que le habían sustraído.

Ninguno de los dos acusados posee licencia ni permiso que les autorice a hacer uso de armas.

FLORES SEÑALA EL LUGAR

En la declaración que el acusado F.A.G. efectuó ante la Guardia Civil, le indicó a los Agentes el lugar donde se encontraba enterrado el cadáver, consiguiendo con ello su hallazgo que tuvo lugar el 14 de febrero de 2014.

El fallecido, que había nacido el 19 de marzo de 1963, estaba casado y tenía dos hijos.

El acusado R.G.G. no presenta ni presentaba, en el momento de los hechos, alteraciones psicopatológicas ni anomalías que menoscaben su capacidad de comprender y de actuar de acuerdo a esa comprensión, teniendo sus capacidades conservadas.

El acusado F.A.G. no tiene, ni tenía en el momento de los hechos, afectadas sus capacidades de conocer y querer el alcance de sus actos".

DELITOS Y PENAS

Hasta quí, el relato que hace el Ministerio Fiscal en su Escrito de Acusación, en el que también señala que los hechos reseñados son constitutivos de sendos delitos de asesinato cometido con alevosía; robo con violencia y tenencia ilícita de armas de fuego, de los que responden los acusados en concepto de autores materiales.

Delitos en los que, siempre según el Ministerio Fiscal, concurre para ambos acusados la circunstancia agravante de aprovechamiento de circunstancias de lugar que faciliten la impunidad del delincuente (agravante de descampado) contemplado en el Código Penal, aunque para el acusado F.A.G., en el delito de asesinato, contempla la circunstancia atenuante de disminución de efectos del daño al ser él quien indicó el lugar donde se encontraba enterrado el cadáver de Antonio Fernández Muñoz.

Así, para el acusado R.G.G. el Fiscal pide las siguientes penas: por el delito de ASESINATO, la pena de VEINTE AÑOS DE PRISIÓN, con inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena; por el de ROBO CON VIOLENCIA, la pena de CINCO AÑOS DE PRISIÓN, con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena; por el de TENENCIA ILÍCITA DE ARMAS, la pena de DOS AÑOS DE PRISIÓN, con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

Y, para el acusado F.A.G. el Ministerio Fiscal solicita: por el delito de ASESINATO, la pena de DIECISIETE AÑOS DE PRISIÓN con la inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena; por el de ROBO CON VIOLENCIA, la pena de CINCO AÑOS DE PRISIÓN, con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena; y por el de TENENCIA ILÍCITA DE ARMAS, la pena de DOS AÑOS DE PRISIÓN, con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

Además, en concepto de responsabilidad civil, el Fiscal solicita que los acusados indemnicen conjunta y solidariamente a los legítimos herederos de Antonio Fernández Muñoz, su viuda y sus dos hijos, en la cantidad de 150.000 euros a cada uno.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (19)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Voz de Talavera

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.