www.lavozdetalavera.com

Fiscal y acusación mantienen sus peticiones

'El Conejo' niega que matara a su "amigo" Antonio Fernández y asegura que sólo "ayudé a enterrarlo"

Rufino González, a su llegada a la Audiencia Provincial, donde se le juzga por el asesinato de Antonio Fernández Muñoz
Rufino González, a su llegada a la Audiencia Provincial, donde se le juzga por el asesinato de Antonio Fernández Muñoz
jueves 28 de abril de 2016, 08:07h

Jueves 28 de Abril de 2016.

"No maté a mi amigo Antonio, solo ayudé a enterrarlo; que lo sepan la familia y los hijos".

Con estas palabras de Rufino González, alias 'El Conejo', concluía la sesión de este miércoles del juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de Toledo contra éste y su sobrino, Flores Alba, por el asesinato de Antonio Fernández Muñoz, el exempleado de Bankia en Talavera, natural y vecino de Belvís de la Jara y gran aficionado a la caza cuyo cadáver fue hallado el 14 de febrero de 2014 en la finca 'Los Baños', de Aldeanueva de Barbarroya, con un disparo en el cráneo tras varios meses desaparecido.

Una sesión en la que el Fiscal y el abogado de la acusación particular han mantenido en sus conclusiones definitivas la petición de 27 y 24 años de cárcel para Rufino González y Flores Alba, respectivamente, procesados por asesinato, robo con violencia y tenencia ilícita de armas.

CONDENA ALTERNATIVA

Por lo que al Ministerio Fiscal respecta, ha planteado una condena alternativa para el caso de que el jurado entienda que Flores Alba no sabía que su primo Rufino iba a matar a Antonio y de que no pudiera hacer nada para evitarlo.

En ese caso, si el jurado popular que actúa en este caso considerara que Flores Alba no era conocedor de las intenciones de su tío, el Fiscal ha pedido que aquél sea condenado a a ocho años de prisión: tres, como autor de un delito de encubrimiento de asesinato; otros tres, como autor de un delito de encubrimiento de robo con violencia y dos más por un delito de tenencia ilícita de armas.

El Fiscal ha aclarado al jurado al respecto que sigue manteniendo que ambos son culpables, como señaló en su escrito de acusación, pero que no quiere que en el caso de que considere que Flores no sabía lo que iba a ocurrir sea absuelto, porque tiene también responsabilidad en el acto, si no como autor si como encubridor.

AUTOR DEL DISPARO

En cuanto a Rufino González, el representante del Ministerio Fiscal ha considerado que en la vista se ha probado que fue el autor directo del disparo que causó la muerte a Antonio y el que le invitó insistentemente a acompañarlo a cazar con la intención de matarlo, por lo que la pregunta clave es si Flores conocía sus propósitos.

Ambos, tío y sobrino, según el Fiscal, actuaban de forma coordinada a pesar de que se ha demostrado el carácter "dominante y dictatorial" de Rufino en su trato con Flores, valorando que fuera éste el que dijo dónde habían enterrado su cuerpo y dónde estaban guardadas las armas, por lo que "sería injusto que los dos tengan la misma pena".

ACTUACIÓN EN SINCRONÍA

El letrado de la acusación particular, por su parte, ha considerado que Rufino González y Flores Alba actuaron en sincronía y que ambos tenían voluntad de matar a Antonio Fernández, por lo que ha mantenido las peticiones iniciales de condena de 20 años de prisión para Rufino González y de 17 años para Flores Alba por asesinato; además de cinco años de prisión para ambos por robo con violencia y dos años más por tenencia ilícita de armas.

Para el abogado talaverano Jesús Lázaro, ambos acusados actuaron de una forma organizada y sincronizada; tras advertir que los acusados "en ningún momento han mostrado arrepentimiento", el letrado de la acusación particular ha pedido al jurado que "no tengan miedo de dar un veredicto condenatorio si creen que son culpables".

ACUSACIONES CRUZADAS

Respecto a las abogadas defensoras de los procesados, han mantenido su petición de libre absolución, aunque la de Rufino González ha planteado como alternativa que su cliente sea condenado a una pena de seis meses de prisión como encubridor del asesinato, del que acusa a Flores Alba.

La abogada de 'El Conejo' ha mantenido que el crimen fue inducido por Gabriela H., la pareja sentimental de Rufino González, a la que Antonio Fernández había prestado 2.500 euros para desempeñar unas joyas; según la letrada, Gabriela pidió a Rufino que matara a Fernández para no pagar esta deuda y como éste se negó se lo pidió a Flores, que fue quien le asesinó.

PÁNICO DE RUFINO

La defensa de Flores Alba, por supuesto, ha negado la versión de la letrada de 'El Conejo' y ha reclamado al jurado un veredicto de no culpabilidad para su defendido, porque desconocía la intención de Rufino González de matar a Antonio Fernández.

La posición dominante de Rufino González sobre Flores Alba , que "no sólo sentía miedo sino pánico" ante aquél, y que Flores siempre actuaba "en calidad de ayudante" son cuestiones que, según la abogada de Alba, explicarían la actuación de su defendido colaborando con 'El Conejo' en el enterramiento y ocultación del cadáver.

Rufino González y su sobrino, Flores Alba, durante el juicio que se sigue contra ambos por el 'crimen del cazador de La Jara'
Ampliar
Rufino González y su sobrino, Flores Alba, durante el juicio que se sigue contra ambos por el 'crimen del cazador de La Jara'
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios