www.lavozdetalavera.com

TALAVERA VIVA

Cárceles para corruptos S.A.

Jesús Huete

viernes 13 de mayo de 2016, 07:50h
Cárceles para corruptos S.A.

Viernes 13 de Mayo de 2016.

Quienes no pagan los impuestos que deberían, así como los políticos que no ayudan a prosperar a su comunidad sino que la saquean, han de dar cuentas de sus hazañas y devaneos ante tribunales libres de servidumbres ante quienes les nombraron. Para que esto suceda los tribunales han de citarles, juzgar sus hechos y sentenciar.

Nadie se explica qué misteriosas causas están paralizando que Jordi Pujol y su amplia descendencia, así como Rodrigo Rato y demás calaña depravada, se sienten de una vez por todas ante los jueces y sean -sin duda- enviados a chirona. ¿Acaso temen que larguen por sus boquitas y arremetan contra otros tipos, sacando a la luz sobornos desconocidos y demás correrías aun ocultas?

Para que la justicia sea imparcial y equitativa, la tardanza injustificable tiene que ser inspeccionada, bien para dotarla de medios, bien para aclarar las causas de tan desmesurado retraso, mientras los ladrones comunes -salvo en Talavera- ingresan en el talego con más inmediatez.

Es sabido que los casos de los corruptos de alcurnia conllevan dificultades añadidas, generadas por los enrevesados métodos que estos despreciables prototipos de la desvergüenza utilizan, ayudados por Bancos y gentuza de alta alcurnia que se lo lleva muerto en despachos de abogados, alejados éstos de todo lo que tenga relación con la ética.

Los gastos que originan en la administración de justicia, así como las viandas que engullirán en la prisión, los pocos que entren, los diñamos los perjudicados por el particular sentido patriótico que tiene una tía del Rey, Almodóvar y el resto de la manada ya conocida por todos. ¿Porqué no lo pagan ellos? Es que, si esto sigue así, saldrá tal cantidad de descuideros que hará necesario duplicar el presupuesto de las prisiones y el número de funcionarios.

Es sabido que en EE.UU. se construyeron prisiones de gestión privada. Cárceles negocio que, como toda inversión, su finalidad es ganar cuanta más pasta mejor, así los presos pasen más gusa que los pavos de Manolo. Fue Reagan en su siniestra época liberal quien facilitó la creación de la primera gran compañía carcelaria en 1983 para que colaborase en la guerra contra las drogas. La cantidad de presos creció exponencialmente y tan nefasta empresa cotiza en bolsa tras obtener 3.356 dólares anuales por preso.

Incluso la Universidad de Columbia puso sus dineros en tan rentable inversión, hasta que el pasado año los estudiantes, tras enterarse de tan vergonzoso plan, obligaron a los gerentes a abandonar tal desatino inversionista. Cuando hay dinero por medio la desproporción de las penas respecto al delito carece de importancia. Obama está escandalizado y pretende frenar que se invierta en bolsa por la falta de libertad de otros. Un cáncer social muy bien acogido por los neoliberales, tan perros, tan inmorales.

Sin ánimo de obtener beneficios, tan sólo con el fin de ahorrar impuestos a los más necesitados, no es mala idea que, según vayan devolviendo lo afanado los políticos trincones y los evasores de impuestos que terminen condenados a vivir una temporada en la sombra, puede construirse una prisión privada, dotada de servicios en función de lo que se pueda presupuestar con la pasta recuperada. Vivirán mejor cuanto más devuelvan al fisco. De ellos dependerá la calidad de su estancia. Para ello tendrán que ser juzgados y condenados los miembros de esta congregación de espabilados. Heces sociales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios