www.lavozdetalavera.com

Procesión del Domingo de Ramos

Los pequeños cofrades de 'La Borriquita' congregaron a miles de talaveranos en los Jardines del Prado

El paso de La Borriquita, en un momento de la procesión del Domingo de Ramos por el abarrotado Prado talaverano
Ampliar
El paso de La Borriquita, en un momento de la procesión del Domingo de Ramos por el abarrotado Prado talaverano
Por La Voz de Talavera

Domingo 9 de Abril de 2017.

Varios miles de talaveranos han asistido este domingo a la procesión de La Borriquita, que rememora la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén hace 1984 años, llenando los Jardines del Prado por los que han desfilado las imágenes de La Borriquita y Jesús Niño, protagonistas de una de las citas más populares del calendario de la Semana Santa talaverana, declarada de Interés Turístico Regional.

Con un sol radiante y los Jardines del Prado presentando su mejor aspecto, los centenares de pequeños hermanos de la Cofradía de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén han acompañado a sus dos imágenes por un recorrido que, con inicio y final en la Basílica de Nuestra Señora del Prado, ha discurrido por los jardines de su entorno, completamente abarrotados de público.

El desfile procesional de las imágenes de La Borriquita, obra del escultor sevillano Pedro Jesús Pila, y de Jesús Niño, realizada por el artista talaverano José Luis Mayo, ha contado con la participación de la Banda de Cornetas y Tambores del Santísimo Cristo de las Tres Caídas, de la localidad de Novés; y ha sido presidido por el sacerdote Jorge López Teulón, que encabezaba la comitiva.

DEVOCIÓN, ALEGRÍA Y DIVERSIÓN

Desde la salida de la Basílica de la Patrona de la ciudad, a hombros de los costaleros puestos de rodillas, hasta su entrada de regreso a la 'Reina de las Ermitas', que se realiza en sentido contrario para que la imagen mire al público en el momento de su 'despedida', el recorrido de La Borriquita y Jesús Niño ha sido seguido con una gran devoción por parte de todos los asistentes, aunque -eso sí- impregnado del singular y divertido ambiente que dan los niños y niñas cofrades a la menuda comitiva.

Y es que la presencia de los niños imprime un sentido y carácter muy especiales a esta procesión que, sin perder la devoción religiosa, se caracteriza por la alegría e ilusión que desprenden los pequeños cofrades, ataviados con sus hábitos granates y pañuelos hebreos y portando las palmas y ramas de olivo bendecidas durante la Eucaristía celebrada en la Basílica antes del desfile procesional, que ha sido oficiada por el obispo auxiliar de la diócesis, Ángel Fernández Collado, y ha contado con la asistencia de la senadora Carmen Riolobos y los tenientes de alcalde María Rodríguez y Florencio Gutiérrez, entre otros miembros de la Corporación Municipal.

Reportaje Gráfico, Armando Espejel

Para ver Galería de Imágenes, hacer click aquí

La imagen de Jesús Niño, desfilando por El Prado talaverano portado por sus jóvenes cofrades
Ampliar
La imagen de Jesús Niño, desfilando por El Prado talaverano portado por sus jóvenes cofrades
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios