www.lavozdetalavera.com

Obligaban a las jóvenes a mantener relaciones con 'clientes' septuagenarios

La Policía desarticula una red de prostitución de menores en la provincia de Toledo

Lunes 10 de Julio de 2017.

Agentes de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, en unión de la Brigada de Extranjería de Toledo, han conseguido la desarticulación de una banda integrada por siete personas, casi todas de origen rumano, que se dedicaba a la explotación de menores en la provincia de Toledo, y la detención de al menos diez hombres de avanzada edad que mantuvieron relaciones sexuales con cuatro niñas a las que los delincuentes obligaban a prostituirse.

Ha sido el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha el que, según informa Efe, dio la voz de alarma y alertó de la explotación a la que posiblemente había sido sometida desde los 15 años una joven española hasta que cumplió la mayoría de edad. Unos años en los que ya se había quedado embarazadas tres veces.

La joven en cuestión, a la que la Policía le ha dado la condición de testigo protegido, fue captada en su pueblo de la provincia de Toledo por dos mujeres de la organización delictiva, que le presentaron a un joven rumano con el que inmediatamente inició una relación sentimental, hasta el punto de que se fue a vivir con la familia de su pareja a otra localidad toledana. La joven se quedó embarazada y, poco después de tener a su hijo, su novio empezó a adoptar una actitud agresiva y violenta.

MENORES OBLIGADAS A MANTENER RELACIONES EXUALES

El caso de esta chica es similar al de al menos otras tres víctimas que han sido identificadas por la Policía, de 14, 16 y 17 años; todas ellas fueron obligadas a mantener relaciones sexuales con hombres mayores, generalmente viudos de la zona, tanto en las casas de éstos como en parques e, incluso, en algún club de alterne, y siempre supervisadas por miembros de la red, muchas veces mujeres, quienes aprovechaban el momento en el que las niñas eran conminadas a acostarse con los septuagenarios para sustraer algún objeto de valor de la casa de éstos.

Para amedrentarla, la joven era objeto de palizas y agresiones constantes por parte de su pareja y del clan familiar, quedándose embarazada por segunda vez, momento en que la madre de la menor denunció a los Servicios Sociales que su hija ejercía la prostitución y que consumía drogas -casi siempre la red les pagaba los servicios sexuales que prestaban con sustancias estupefacientes y nunca con dinero-, por lo que le retiraron la custodia de los dos hijos, de los que se hizo cargo la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

AGRESIONES EN EL EXTRANJERO

Según el relato que la propia víctima ha hecho a Efe, no pudo escapar del clan que la controlaba ni cuando su novio ingresó en la cárcel de Ocaña por diversos delitos; engañada por otro hombre, la joven fue trasladada al extranjero para ejercer la prostitución con otras chicas de diversas nacionalidades; también allí sufrió agresiones, que le provocaron lesiones en la cara y la pérdida de varios dientes.

De vuelta a España y de nuevo embarazada, fue abandonada por su captor y la joven aprovechó para regresar al domicilio de su madre y denunciar los hechos ante los servicios sociales del Instituto de la Mujer, que puso los hechos en conocimiewnto de las autoridades cuyas investigaciones han destapado la existencia de más casos de otras chicas que han sufrido el mismo calvario y que han identificado a sus 'clientes', la mayoría septuagenarios.

SILENCIO POR MIEDO

Se da la circunstancia de que la explotación sexual de las chicas era sabida en los pueblos de la zona, pero bien por miedo a la organización criminal o bien por que eran clientes, nadie denunció su existencia por miedo a posibles represalias.

No obstante, la operación policial ha acabado destapando la situación y ha desarticulado a la banda, a la que se le ha incautado abundante material informático además de intervenirle un invernadero con plantas de marihuana.

CLIENTES A DISPOSICIÓN JUDICIAL

De momento, los clientes identificados y detenidos por mantener relaciones con las jóvenes obligadas a prostituirse han quedado en libertad hasta que sean llamados por el juez.

Todo ello, dentro de la Operación Arroyo, como la que la Policía denominó las actuaciones llevadas a cabo para acabar con esta banda de explotación sexual de menores de edad en la provincia de Toledo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Voz de Talavera

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.