www.lavozdetalavera.com

TALAVERA VIVA

José e Inmaculada, talaveranos de adopción

Jesús Huete

José e Inmaculada, talaveranos de adopción

Viernes 1 de Septiembre de 2017.

Ya señaló, con razón, el bueno de Bernard Manin el papel preponderante de la idea de semejanza entre los representantes y los representados. Semejanza que haría que los primeros se comportaran de manera similar a los últimos garantizando así una suerte de "autogobierno indirecto".

Habida cuenta de que José García Molina e Inmaculada Herranz aparecieron en esta Comunidad Promanchega con la noble función de instruir e ilustrar a la juventud ubicada en esta Comunidad Silente, sólo podemos sentir por ellos admiración y agradecimiento. Su conocimiento de las Tierras de Talavera nos retrotrae a la antigua idea de "aristocracia natural", producto de elecciones periódicas.

Es como volver atrás en acciones judiciales o administrativas con la esperanza de reparar la normativa indebidamente realizada, que tanto daño social y económico ha generado en esta Comunidad de Tres Provincias, lo que deja claro que el poético Secretario de Estado de Fomento, Javier de Burgos, en 1833, no estaba al loro del ligero contratiempo más conocido como Sierra de Gredos, que generaba problemas de transporte, de manera que, mientras en La Vera se comía divinamente, al otro lado de la montaña la gusa diezmaba los poblados, para satisfacción del rol asumido por los animales carroñeros.

Y, ya que mentamos a los carroñeros, podemos asegurar que la Política los ha ido creando con dos patas y un cerebro enfermizo. Son todos aquellos tipos que, agarrados a unas siglas partidistas que no les corresponden, han ido "pasando" de esta Comunidad Abandonada, siempre regentada por hombres procedentes de lugares alejados.

Debutó Tello, un emigrante extremeño recién llegado de Alemania, impuesto por la Taifa Manchega; le siguió un empresario hostelero y valenciano, continuando aquellos que Bono, el moreno y Barreda, el cano, decidían. Y ahí continúan ambos, uno en la "buena vida burguesa" y el otro interviniendo en el Congreso con la voz de Manolo Alexandre.

Ella lo ignora, pero mis esperanzas -no me quedan muchas- se centran en Inmaculada. De algo ha de servir que seamos colegas, aunque un servidor de la vejez sólo conoce lo que ésta me trae cada día. Un jubilata comienza a ser maniático y joven mental a la vez. Ignoro por su corta edad si la nueva consejera llegó a disfrutar del gimnasio/facultad, sito frente al Palacio de la Moncloa, o ya disfrutó de la nueva Facultad de CC Políticas y Sociología, donde mi amigo Verstrynge aclara las mentes del alumnado, Lamo de Espinosa deleita al respetable con sus conferencias o el malhadado Ángel Carrión les enseñaba Estadística de alto nivel. Ludolfo Paramio, eterno antiliberal, guiaba al PSOE mientras formaba a futuros sociatas.

La mínima esperanza que nos queda por estos lares se fundamenta en la fusión de los mejores que se unan a Pedro Sánchez, y a ustedes dos, largando al ex-miembro de la guardia de Franco -dice mi colega Liberto-, maníaco antiTalavera, caballista, hostelero y adinerado, a quien el Supremo, aquel Supremo, libró de pasar malos momentos.

Que les vaya bien a ambos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Voz de Talavera

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.