www.lavozdetalavera.com

Volvieron toros y toreros al coso talaverano por la puerta grande, en la Feria de San Mateo

Los tres diestros del cartel ferial de San Mateo 2017, saliendo a hombros de la plaza de toros de Talavera
Ampliar
Los tres diestros del cartel ferial de San Mateo 2017, saliendo a hombros de la plaza de toros de Talavera

Triunfo de Urdiales, Morenito de Aranda y Ureña en una 'Caprichosa' que sueña el toreo

domingo 24 de septiembre de 2017, 17:15h

La Crónica de Sánchez Moreno

Domingo 24 de Septiembre de 2017.

Plaza de Toros 'La Caprichosa', de Talavera de la Reina. Más de media plaza. Corrida de Ferias de San Mateo 2017. Diego Urdiales, silencio y dos orejas; Morenito de Aranda, oreja y dos orejas y rabo; y Paco Ureña, oreja y dos orejas y rabo simbólicos, al ser indultado el toro. Al finalizar el paseillo se guardó un minuto de silencio por los fallecidos en el terremoto de México. Los tres toreros salieron a hombros.

Volvían los toros este sábado al coso talaverano de los Jardines del Prado y lo hicieron con una corrida de arte; con matadores etiquetados como artistas, pero además con un poso de valor envidiable.

Urdiales, Morenito y Ureña rompían el paseillo para lidiar una corrida de toros de los hierros del Tajo y la Reina, excelentemente presentada y que 'a posteriori' permitiría el triunfo de los tres espadas.

UN INDULTO POLÉMICO

Si hacemos un resumen de lo sucedido, dos podían los titulares mas destacados del festejo: por un lado, el rabo que cortó el torero de Aranda y, por otro, el indulto del sexto de la tarde, de nombre Pocosol, número 11 del hierro del Tajo, indulto que, como casi todos, se vio envuelto en la polémica al ser La Caprichosa una plaza de tercera categoria y no estar permitido.

Pero, al margen de la controversia suscitada por ese asunto, la corrida fue variada, con algunos ejemplares de trapíos de plazas de un nivel superior y con la entrega de los toreros en todos los momentos y lances de la lidia.

GUSTO, EMPAQUE Y TEMPLE

Diego Urdiales -en la foto sobre estas líneas- porfió con el complicado primero desde los lances de recibo y realizó una faena de gusto y empaque al cuarto; después de una buena estocada, le concedieron los dos apéndices del toro.

Lo más templado y acompasado de la tarde lo realizó Morenito de Aranda -imagen bajo estas líneas-, con tandas largas, encajado siempre y con un regusto de toreo caro que hizo recordar esos diestros de época que tanto echamos de menos en las plazas; una oreja de su primero y los máximos trofeos de su segundo fue el balance del torero afincado en tierras navalqueñas, cerca de Talavera.

UREÑA, EN SU MOMENTO

El momento de Paco Ureña -en la foto inferior- es algo que no se puede pasar por alto; bozalón con el capote, ve toro por todos los lados y demuestra una seguridad que llega enseguida a los tendidos; si a eso le unimos el temple que posee y la pureza de sus formas, sucede lo que sucedió en el coso talaverano.

Largo y templado estuvo Ureña con el sardo y enrazado tercero y, entregado a más no poder, consiguió que se indultara el sexto toro de la tarde ante una petición abrumadora con algún pito disconforme. ¿El toro fue de indulto? Posiblemente no, pero lo que sí es cierto es que fue un ejemplar de una nota altísima.

En definitiva, en esta corrida de San Mateo 2017 regresaron los toros a La Caprichosa y la afición salió del coso toreando. La semilla está plantada, ahora hay que regarla.

Reportaje Gráfico, Jesús Sánchez Moreno

Para ver Galería de Imágenes de la corrida, hacer click aquí

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios