Así lo ha confirmado la concejala de Urbanismo y portavoz del Ejecutivo municipal talaverano, María Rodríguez, explicando que se va a proceder a la contratación de los servicios de la Facultad de Ciencias Ambientales de la UCLM para la elaboración de un estudio “sobre la capacidad de acogida en el suelo rústico del suelo municipal de Talavera, así como la regulación de las distancias a los núcleos de población para la implantación de explotaciones intensivas de ganado porcino, que sirva de soporte para la modificación del Plan de Ordenación Municipal (POM) en suelo rústico”.

En ese sentido, Rodríguez ha señalado que en las diferentes alegaciones presentadas a la modificación de la Ordenanza para la Protección de la Atmósfera había algunas que cuestionaban las distancias mínimas establecidas para la instalación de las macrogranjas, por lo que se ha decidido que sean los expertos de la universidad los que determinen dichas distancias y la capacidad del término municipal de Talavera de absorber ese tipo de instalaciones ganaderas.

PROPUESTA AL PLENO

Mientras tanto, la Junta de Gobierno Local ha aprobado que se proponga al Pleno del Consistorio la suspensión cautelar del otorgamiento de licencias para la explotación intensiva de ganado porcino en suelo rústico del POM con los efectos previstos en la legislación urbanística.

“Hasta que no sepamos cuál es la distancia definitiva que marquen los estudios que hemos solicitado a la universidad, las licencias que quieran solicitarse sobre granjas porcinas de manera intensiva serán suspendidas”, ha advertido la portavoz del Gobierno Municipal talaverano.