www.lavozdetalavera.com

El portavoz del Gobierno felicita al Ejecutivo y a los profesionales sanitarios por su 'esfuerzo titánico'

El portavoz del Ejecutivo de CLM, Nacho Hernando, este miércoles en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno
Ampliar
El portavoz del Ejecutivo de CLM, Nacho Hernando, este miércoles en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno

Hernando significa que en mayo las listas de espera del Sescam registraron las mejores cifras de los últimos 11 años

Miércoles 13 de Junio de 2018.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha conseguido reducir el tiempo medio de espera en atención especializada en la sanidad pública regional entre un 22 y un 64 por ciento menos respecto a la legislatura anterior, según los datos facilitados hoy por el portavoz del Ejecutivo autonómico, Nacho Hernando, durante la rueda de prensa en la que ha informado de los acuerdos del Consejo de Gobierno.

Hernando ha dado a conocer los datos de listas de espera en el Sescam correspondientes al pasado mes de mayo, “los mejores de los últimos once años en Castilla-La Mancha”, según ha subrayado, señalando que, mientras que en la legislatura de Cospedal se llegó a esperar 187 días de media para una intervención quirúrgica, hoy se espera 41 días menos, lo que supone una reducción del 22 por ciento.

Según el portavoz gubernamental, también se ha reducido en un 57 por ciento el tiempo medio de espera en consultas, ya que se ha pasado de los 84 días de media de la pasada legislatura a 36 días en la actualidad, 48 días menos; mientras que la espera para una técnica diagnóstica ha pasado de los más de 100 días de media de la legislatura anterior a los 36 días actuales, un 64 por ciento menos.

12 MESES POR DEBAJO DE LAS 100.000 PERSONAS

Por todo ello, Hernando ha valorado muy positivamente los datos de listas de espera del pasado mes que, además de ser los mejores de un mes de mayo de los últimos once años, se sitúan por duodécimo mes consecutivo por debajo de las 100.000 personas.

Así, de los datos publicados hoy en el Portal de Transparencia del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha se deduce que, al cierre del pasado mes de mayo, había 93.739 pacientes en lista de espera, un 18.1 por ciento menos que en mayo de 2015; es decir, 20.699 personas menos en listas de espera.

A diferencia del Gobierno de Cospedal, que en los primeros cinco meses de 2015 se gastó el 90 por ciento de todo lo presupuesto ese año para derivaciones privadas “con el único propósito de maquillar las listas de espera de cara a las elecciones autonómicas de aquél año”, el Gobierno de Emiliano García-Page utiliza las listas de espera “como instrumento útil al servicio de la ciudadanía”, ha señalado Hernando.

PROGRAMAS DE PREVENCIÓN

En ese sentido, el portavoz del Ejecutivo castellano-manchego ha destacado que la puesta en marcha de programas como el cribado de cáncer de colon, de mama o de cérvix, citando a miles de mujeres, no ha impedido que las listas de espera se redujeran en mayo en 2.446 pacientes respecto al mes de abril, “continuando así la tendencia a la baja de los últimos meses, gracias a las medidas adoptadas por el Gobierno de Castilla-La Mancha y al esfuerzo titánico de los y las profesionales de nuestra sanidad pública”.

Antes de concluir su intervención sobre este asunto, Hernando ha utilizado una metáfora comparando las listas de espera con un bañera y ha advertido que “lo que le tiene que valer a una persona no es que haya mucha o poca agua, sino que, según esa gota sale del grifo, lo antes posible salga de la bañera para ser tratada, tramitada, operada, atendida”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Voz de Talavera

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.