www.lavozdetalavera.com

CARTAS A JUAN

¡Que Dios nos pille confesados!

¡Que Dios nos pille confesados!

Rebeca

jueves 12 de julio de 2018, 09:20h

Jueves 12 de Julio de 2018.

Querido Juan, cuando uno no tiene nada bueno que decir de otro lo normal es que termine señalando que “es buena persona”; ahora, en el crecimiento normal de nuestro flexible idioma, también se puede ponderar la 'estampa'.

Nuestro actual Presidente, D. Pedro Sánchez, recibió el lunes 9 a D. Joaquin Torra, actual Presidente de la Generalidad de Cataluña, Comunidad Autónoma de España. Un personaje mal encarado, insultón, con una falta de respeto a las instituciones rayando en la mala educación y que continuamente está haciendo propuestas que parecen rozar la ilegalidad.

Al parecer, Juan, una parte importante del tiempo la dedicaron nuestros presidentes a una visita lúdico-cultural por los magníficos jardines de La Moncloa y sus fuentes. Visitaron también las distintas dependencias interiores y creo que hasta los sótanos. Después, desarrollaron un diálogo de sordos, que era lo que todos esperábamos; un diálogo que pensamos fue más o menos así:

Dijo el Sr. Torra: "Exigimos ser independientes de España y usted está obligado a facilitarnos los medios, pues nos la debe. Recuerde que gracias a nuestros votos es usted Presidente. Le podemos echar cuando nos apetezca. Además tiene que obligar al Poder Judicial a soltar a nuestros golpistas. El churro amarillo que traigo adornando mi solapa es una denuncia gráfica de la situación de nuestros delincuentes".

A lo que el Sr. Sanchez le contestó: "Uy, desconocía el significado del churro amarillo de su solapa, pero debo decirle que no le queda bien con el 'terno' que lleva. Y, aunque a mí el churro ese no me molesta, ofende a los españoles y al Poder Judicial; claro que lo de ofender es lo suyo. Yo, como puede usted ver, no llevo la enseña nacional, que por si no la recuerda es igual que la señera, pero sólo con tres rayas. Ahora, recapacitando, creo que debería ponérmela siempre, como Presidente que soy de este gran país".

Y continuaría el Presidente Sánchez: "Respecto a sus peticiones, siento de verdad que la Constitución no me permita facilitarles la independencia, y en cuanto a los golpistas encarcelados o huidos, perdonarles no me lo permiten nuestras Leyes. Lo siento".

"Ahora bien -completaría el Presidente del Gobierno de España-, en compensación reavivaremos la 'Comisión Unilateral' y, a través de sus acuerdos, les compensaremos con creces. De manera que es posible que, con la financiación de todos los españoles, puedan ustedes abrir hasta una embajada en la luna, con permiso del Sr. Trump y el Sr. Putin; permiso que yo estaré encantado de conseguirles. Incluso puede que les perdone la inmensa deuda que tienen, tanto económica como moral, con el resto de los españoles".

Este coloquio, repetido hasta la saciedad, parece que cubrió el resto de las tres horas de visita. Interesante, ¿no?

Dado lo fructífero de la reunión, han quedado en repetirlo en unas semanas en Barcelona. D. Pedro debería proponer que el Rey actúe de moderador en esa próxima reunión.

Para completar la patada en salva sea la parte, el Sr. Torra fue a hacer sus declaraciones a las dependencias de la Comunidad Autónoma Española de Cataluña en Madrid. ¡Manda huevos! Ser testigo de estos hechos produce asombro, vergüenza y una rabia infinita.

Si se acepta como norma que el fin justifica los medios, que es normal mezclar las churras con las merinas, que no importa dar patente de corso a impresentables, que ante la transgresión de las Leyes, el insulto y el desprecio como norma, no se debe reaccionar con fuerza y rigor, tenemos que entender como normal lo que hoy y ahora está ocurriendo en España y también, el "que os den” de D. Mariano Rajoy.

Yo Juan, si fuera D. Pedro, en mis reuniones con el Sr. Torra procuraría no perderle la cara, pues a saber lo que puede hacerte a cualquier descuido.

¡Que Dios nos pille confesados, Juan!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(5)

+

1 comentarios