www.lavozdetalavera.com

En Sallent de Gállego, en cuyo cuartel de la Guardia Civil servían cuando los terroristas acabaron con sus vidas

Un momento del acto de homenaje a Irene y José Ángel -en el recuadro superior- este 20 de agosto de 2018 en Sallent de Gállego. Imagen: Radio Huesca
Ampliar
Un momento del acto de homenaje a Irene y José Ángel -en el recuadro superior- este 20 de agosto de 2018 en Sallent de Gállego. Imagen: Radio Huesca

Emotivo homenaje al talaverano José Angel de Jesús y la asturiana Irene Fernández, asesinados por ETA hace 18 años

lunes 20 de agosto de 2018, 18:49h

Lunes 20 de Agosto de 2018.

Hoy hace dieciocho años de aquel fatídico 20 de agosto de 2000, en el que perdieron la vida el guardia civil talaverano José Ángel de Jesús Encinas y su compañera de trabajo Irene Ferández Perera, asesinados por la banda terrorista ETA cuando se disponían a iniciar su servicio diario en el cuartel de la Benemérita en la localidad oscense de Sallent de Gállego.

José Ángel de Jesús, de Talavera de la Reina, e Irene Fernández, de Las Agüeras, en el concejo asturiano de Quirós, fueron asesinados a las 6:10 horas de ese día, con una bomba lapa que los terroristas habían colocado bajo el vehículo oficial en el que iban a realizar su servicio, que había permanecido estacionado la noche anterior en las inmediaciones de la Casa Cuartel de Sallent de Gállego.

Como consecuencia de la brutal explosión que tuvo lugar cuando pusieron el vehículo en marcha, Irene Fernández murió en el acto y José Ángel de Jesús falleció mientras era trasladado en ambulancia al hospital de Huesca. Ella tenía 32 años y el guardia civil talaverano, 22. Su asesino, el etarra Guridi Lasa, fue condenado a 75 años de cárcel por el atentado.

RECUERDO, MISA Y OFRENDA

Todo ello se ha recordado esta mañana en Sallent de Gállego, localidad en la que su Ayuntamiento y la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) han llevado a cabo un homenaje a los dos guardias civiles, la asturiana Irene Fernández Perera y el talaverano José Ángel de Jesús Encinas, al que han asistido diversas autoridades y familiares de ambos.

Así, a las 12.30 se ha celebrado una misa en la iglesia de de la población oscense, presidida por el Obispo de Huesca y Jaca, Julián Ruiz Martorell; posteriormente, ha tenido lugar una emotiva ofrenda de flores en el lugar del atentado, donde se ha levantado un monumento en recuerdo de las dos víctimas, ante el cual se han depositado tres velas, por ellos y todas las víctimas del terrorismo.

300 ASESINATOS SIN ESCLARECER

Lucía Ruiz, delegada de la AVT en Aragón, ha manifestado la necesidad de realizar "un homenaje a estos agentes que dieron su vida por salvaguardar la libertad de todos los españoles" para que "no quede jamás en el olvido", advirtiendo además que "las instituciones tienen que colaborar y ayudar a las víctimas a seguir adelante". "Sobre todo, queremos que se esclarezcan los asesinatos de ETA, ya que hay más de 300 sin solucionar" ha señalado.

Señalar que, como ha sido habitual todos estos años, hasta Sallent de Gállego se han desplazado los padres de José Ángel de Jesús Encinas, José y María del Prado, y algunos de los compañeros que aquel día estaban en el cuartel, para sumarse a un acto en el que han estado presentes representantes de la Guardia Civil, de instituciones y asociaciones aragonesas y del Ayuntamiento de Sallent, con su alcalde, Jesús Gericó, al frente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+

0 comentarios