www.lavozdetalavera.com

Un centro único en el mundo, que recupera 700 ejemplares de rapaces al año

Momento de la suelta del ejemplar jareño, que tuvo lugar en El Cerro de la localidad toledana de Noez
Ampliar
Momento de la suelta del ejemplar jareño, que tuvo lugar en El Cerro de la localidad toledana de Noez

Sueltan un ejemplar de águila perdicera macho nacido y criado en el CERI de Sevilleja de La Jara

miércoles 26 de septiembre de 2018, 09:39h

Miércoles 26 de Septiembre de 2018.

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de los centros de recuperación de fauna amenazada existentes, ha conseguido recuperar 2.500 ejemplares de rapaces al año, de las cuales 700 lo hacen en el Centro de Estudios de Aves Rapaces (CERI) de la localidad toledana de Sevilleja de la Jara, instalaciones en las que además se lleva a cabo el Plan de Recuperación del Águila Perdicera -una especie en extinción en el territorio- que inició el Ejecutivo regional en el año 2016.

Así lo ha señalado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, durante la suelta de un ejemplar macho de 5 meses nacido mediante reproducción natural en estas instalaciones de la localidad jareña, que ha tenido lugar este martes en la localidad toledana de Noez.

En el acto de 'liberación' del águila el consejero estuvo acompañado por el delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás; el director provincial de Agricultura en Toledo, José Luis Rojo; el alcalde de Noez, José Antonio Ruiz, miembros del Cuerpo de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha de la Comarca y cerca de medio centenar de niños y niñas del CEIP ‘Santísimo Cristo de la Salud’, de Noez, de 1º a 6º de Primaria y sus profesores.

ÚNICO EN EL MUNDO

Martínez Arroyo ha indicado que en el Gobierno de Castilla-La Mancha “estamos comprometidos con la recuperación de las especies que nos hacen distintos”, como el águila imperial ibérica, real, o la perdicera, contando para ello con un centro, el de Sevilleja de la Jara, que “es el único de todo el mundo que ha conseguido criar en cautividad crías de las tres especies”.

El ejemplar que ha sido puesto en libertad este martes se ha mantenido durante sus cinco meses de vida junto a sus padres en un parque de cría del CERI para que lo alimentasen hasta aproximadamente la edad de 60 días, cuando estuvo completamente emplumado.

SEGUIMIENTO POR RADIO-EMISOR

Posteriormente, este macho ha estado ejercitándose en un parque de vuelo cazando por sí mismo las presas vivas de las cuales se alimentará en su hábitat natural, donde se le realizará un seguimiento gracias al marcaje con radio-emisor satélite que se le ha instalado.

El águila perdicera es una especie catalogada en peligro de extinción en Castilla-La Mancha, que ha sufrido una fuerte disminución en sus poblaciones a nivel nacional y también en la región, especialmente en Toledo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

0 comentarios