www.lavozdetalavera.com

CARTAS A JUAN

Ni arrepentidos los quiere Dios

Ni arrepentidos los quiere Dios

Rebeca

Lunes 5 de Noviembre de 2018.

Juan, da gusto ver a nuestros políticos sonrientes, abrazándose y besándose con un amor intenso e inesperado. Hace cuatro días los mismos intérpretes andaban a puñaladas traperas. Uno de ellos quedó tendido en el barro; supongo que cargado de rencor, odio y deseos de venganza. Recordaría con dolor las frases que le dirigía su abuela: “Huyyyyy mi niño, el más alto, el más guapo y el más morenito del mundo”

Éste, con su pundonor herido, consiguió resurgir de sus cenizas y asombrosamente se colocó nuevamente en cabeza; y, como consecuencia, en este nivel ético en que nos movemos ahora, después de cerrar y guardar las navajas, sus antiguos disidentes políticos tienen para él sonrisas, abrazos, carantoñas y apretones a nivel de cintura. Cualquiera se fía de ellos.

Claro que este cambio interesado de postura, les obligó a hacer conjuntos disjuntos de políticos; juntando las churras con las merinas e intercalando en medio algún que otro lobo.

Como consecuencia, éstos por la mañana declaran el día soleado, a las dos horas con niebla, después grisáceo y por la tarde negro como un tizón. Toda una demostración de coordinación, unidad de criterio e ideología. Claro está, Juan, que hablar de ideología en este ámbito es subir excesivamente el nivel.

La RAE define ideología, con respecto a la política, como “conjunto de ideas fundamentales que definen un movimiento político”. En esta España de hoy, algunos consideran que no hay “ideas fundamentales” mejores que las que redundan en su propio beneficio y del de los suyos. Los daños colaterales no importan.

Esta situación desorienta a todo el mundo. Provoca reacciones incontroladas de los ciudadanos, de las empresas, de los autónomos y de las entidades económicas. Crea un absoluto cacao, que está poniendo en riesgo extremo la supervivencia económico-social de España.

Complementariamente, ahí está la actitud permisiva de algunos de nuestros políticos que, ante la demanda por los acreedores de los intereses de las concesiones pactadas a hurtadillas, ya parecen estar facilitando que desaparezcan nuestros signos de identidad; esto es, nuestro idioma, nuestra bandera, nuestro himno, nuestra constitución y el respeto a nuestras instituciones. Por este camino, si les dejan, puede que consigan borrar del mapa a la nación más antigua de Europa.

Dicen “dime con quién andas y te diré quién eres”. Nuestros dirigentes están dominados por los antiguos asesores de Nicolás Maduro, y éste, con el asesoramiento de los mismos, ya se ha cargado Venezuela. Así que, Juan, átate los machos.

Algunos, para justificar su actitud, su valoración de los hechos y las decisiones tomadas o avisadas, están llenando España de trampantojos. Se proponen a bombo y platillo desenterrar a un tal Franco que murió hace 43 años y hace unos días resucitaron a Felipe IV; lo que me hubiera gustado estar allí, más que nada por saludar a este último, que por cierto debe estar muy desmejorado. ¿Le reconocería D. Diego Rodríguez de Silva y Velázquez, que fue el que al parecer hizo sus primeros retratos?

¿Y ésto, Juan, cómo se corrige? En primer lugar, cumpliendo las promesas que se hacen y después dando la palabra a los ciudadanos. Hecho esto, y ya sin deber nada a nadie, eligiendo unos dirigentes políticos que por lo menos sean decentes y no mentirosos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Voz de Talavera

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.