www.lavozdetalavera.com
José Ignacio Vidal, el paciente fallecido tras un negligente tratamiento de su cáncer de vejiga
Ampliar
José Ignacio Vidal, el paciente fallecido tras un negligente tratamiento de su cáncer de vejiga

Condenan al SESCAM a indemnizar a la familia de un paciente talaverano fallecido por el retraso en el tratamiento de su cáncer

martes 13 de noviembre de 2018, 07:49h

Martes 13 de Noviembre de 2018.

La Justicia ha condenado al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, SESCAM, a indemnizar económicamente a la familia de un paciente talaverano del hospital 'Nuestra Señora del Prado', de la Ciudad de la Cerámica, fallecido por el retraso en el tratamiento de su cáncer de vejiga, que le fue diagnosticado pero no bien enfrentado hasta diez meses después.

El fallecido, José Ignacio Vidal, que tenía 61 años cuando murió, era una persona muy conocida y apreciada en Talavera de la Reina, tanto por su trabajo como empleado de banca como por su faceta de directivo en el desaparecido Talavera CF.

MENTIRAS PARA JUSTITICAR ERRORES

Sus familiares, descontentos con el trato médico que José Ignacio había recibido como paciente del servicio de Urología del hospital talaverano, denunciaron al SESCAM por presunta negligencia médica y ahora el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Toledo les ha dado la razón, condenando al servicio público de salud castellano-manchego a indemnizarles con 73.000 euros.

"Obviamente, el dinero nos da igual, hemos perdido a nuestro padre. Además, nos han ocultado informes y han intentado colarnos mentiras para justificar sus errores; ha sido muy triste y lo contamos para que estas cosas no vuelvan a pasar", explica José Pablo Vidal, hijo del fallecido, a nuestro compañero Quico Alsedo, del diario El Mundo, que ha desvelado el caso.

NEGLIGENCIA MÉDICA

La representación legal de la familia Vidal ha corrido a cargo de Carlos Sardinero, de Sardinero Abogados, y por la Asociación del Defensor del Paciente, que han logrado probar la existencia de negligencia médica en la muerte de José Ignacio.

Según informa el citado diario, ha quedado probado que José Ignacio Vidal había sufrido un primer cáncer de vejiga en 2009 que había sido curado satisfactoriamente, y se había ido sometiendo a las revisiones preceptivas desde entonces; sin embargo, en enero de 2013 sufrió un desvanecimiento y se le pidió una analítica, realizándosele un TAC en marzo que confirmó que el cáncer había regresado de forma "muy agresiva", según los informes médicos.

Hospital Nuestra Señora del Prado, de Talavera, en cuyo servicio de Urología fue tratado José Ignacio Vidal

ESPERANDO A LA LISTA DE ESPERA

"La urgencia era máxima porque se trata de un cáncer muy infiltrante", explica el hijo del fallecido, a pesar de lo cual José Ignacio pasó a lista de espera y la siguiente prueba no llegó hasta agosto, y se le puso en lista de espera para una biopsia.

Meses después, en enero de 2014, José Ignacio Vidal ingresó de nuevo con un coágulo en la espalda; le hicieron una citoscopia de urgencia y apareció un tumor de tres centímetros. Diez días después le hicieron la biopsia tanto tiempo esperada y para entonces el tumo ya había crecido hasta los cinco centímetros.

INFORME FALSO

"Ya tenía metástasis en la columna. Al reaparecer, casi un año antes, los médicos te suelen decir que hay dos opciones. Te pueden hacer un lavado de quimio de entrada, y probablemente no irá a más, o si se ve peor te quitan la vejiga directamente y te ponen una bolsa", sigue explicando José Pablo Vidal.

"Sin embargo -añade el hijo del fallecido-, no se hizo nada de eso. Lo que sí hicieron fue, después, intentar colarnos en un informe que en agosto de 2013 se había propuesto la extirpación de la vejiga, cosa absolutamente falsa".

MUCHO LÍO CON LAS VASECTOMÍAS

En enero de 2014 ya no había solución. "Ahí le dieron entre seis y nueve meses de vida, y a mitad de año murió. Él no se lo quería creer, nos decía 'estoy flojo, pero no puedo tener eso que dicen'. Es tremendo cuando una negligencia de otros te quita así a tu ser querido, y no puedes ni siquiera quejarte. La falta de información fue absoluta", lamenta el hijo de José Ignacio Vidal.

En cuanto al motivo del retraso en las pruebas que se le debieron realizar a su padre, José Pablo Vidal afirma que "nos decían, aunque no sé si es verdad, que tenían mucho lío con las vasectomías, y creemos que eso pudo retrasarlo todo".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

0 comentarios