www.lavozdetalavera.com
La misa funeral por los sacerdotes fallecidos este año fue oficiada en la capilla de la Adoración Eucarística talaverana
Ampliar
La misa funeral por los sacerdotes fallecidos este año fue oficiada en la capilla de la Adoración Eucarística talaverana

Misa en la 'Casa de la Iglesia' de Talavera en memoria de Adolfo Arganda y demás sacerdotes fallecidos el último año

Una crónica de Jorge López Teulón

Jueves 29 de Noviembre de 2018.

La capilla de la Adoración Perpetua en la Casa de la Iglesia en Talavera de la Reina ha albergado este miércoles la tradicional misa funeral en memoria de los sacerdores fallecidos este curso, que ha sido presidida por el rector de la basílica de Nuestra Señora del Prado y vicario episcopal en la Ciudad de la Cerámica, monseñor Felipe García Díaz-Guerra.

La misa ha tenido lugar durante el retiro que cada mes llevan a cabo los sacerdotes del Arciprestazgo de Talavera y, tras los saludos iniciales, el nuevo arcipreste, monseñor Damián Ramírez Gómez, párroco de Santiago, ha leído una breve reseña de cada uno de los diez sacerdotes fallecidos este curso; el más mayor, don Tomás Domingo de 98 años y el más joven, don José Casanova, de 72.

RELACIÓN DE FALLECIDOS

La relación de fallecidos es la siguiente:

Hipólito Machota Sánchez, que fue Vicario General castrense y que falleció el 18 de diciembre de 2017, día que cumplía 78 años. Era natural de Poyales del Hoyo (Ávila), donde fue enterrado.

Tomás Domingo Hernando, conocido por ser durante varias décadas párroco de Ocaña; antes había ejercido el ministerio en la Vicaría de Talavera, en Los Alares, Valdeazores, Campillo de la Jara, Buenasbodas, La Nava de Ricomalillo, Gamonal, Casar de Talavera, Carpio de Tajo y Belvis de la Jara. Falleció un mes antes de cumplir los 98 años, el 19 de febrero de 2018.

Juan López-Gasco Romero, que después de ejercer durante una década el ministerio sacerdotal en la diócesis de Toledo, en 1970 marchó como misionero a la diócesis de Talca (Chile), donde estuvo hasta su jubilación. Allí fue vicario judicial, secretario canciller y párroco de la Merced. Los últimos años regresó a su pueblo natal, Villacañas, donde falleció después de celebrar la santa misa, el 4 de abril de 2018. Tenía 82 años.

José Casanova Doménech, que fue párroco de Chozas de Canales, Santa María de Benquerencia y de la parroquia del Corpus Christi en el Polígono Industrial de Toledo. En 1997 pidió licencia para trasladarse a su tierra natal, Barcelona, donde estuvo adscrito a varias las parroquias. Falleció, a los 72 años, en Barcelona, el 12 de abril de 2018.

Marcelino Gómez Gutiérrez, que después de ejercer el ministerio sacerdotal en la diócesis de Toledo durante 16 años, desde 1970 fue secretario del obispo Antonio Dorado, primero en la diócesis de Guadix, luego en Cádiz y Ceuta y finalmente en Málaga, de cuya Catedral era canónigo. Falleció, a los 89 años, el 17 de marzo de 2018.

Aurelio Rubio Rodríguez. Ejerció en nla uestra Vicaría de Talavera como párroco de Carrascalejo, Navatrasierra y Navalcán. Luego pasó a Corral de Almaguer. En 1990 fue nombrado Canónigo de la Santa Iglesia catedral Primada, de Toledo. Falleció, a los 91 años, el 5 de junio de 2018, y fue enterrado en su pueblo natal, Puente del Arzobispo.

Adolfo Arganda Martínez, natural de Talavera de la Reina. Ejerció el ministerio en la Vicaría talaverana como párroco de Los Alares y Valdeazores, La Estrella, Fuentes y Navalmoralejo… En 1976 se le encomendó la erección de la parroquia de San Juan de Ávila de Talavera, en la que estuvo hasta su jubilación. Sus últimos años los pasó en la casa sacerdotal talaverana 'Beato Saturnino Ortega'. Falleció a los 94 años, el 20 de junio de 2018.

Mateo Fernández García, que después de sus primeros destinos fue párroco de Santa Ana de Pusa, Retamoso de la Jara, Puente del Arzobispo y de la parroquia de Santa Bárbara de Toledo, donde ejerció el ministerio hasta su jubilación. Falleció, a los 81 años, el 31 de julio de 2018.

Teófilo Gómez-Chacón Talavera. Tras sus primeros nombramientos, fue párroco de Argés, Layos, Cedillo del Condado, Viso de San Juan, Carpio de Tajo y Mesegar de Tajo. Posteriormente fue párroco de la Puebla de Almoradiel y El Toboso, donde ejerció hasta su jubilación. Falleció a los 90 años, el 30 de agosto de 2018.

José Ignacio Martínez Ávila. Tras sus primeros destinos ejerció como coadjutor de la parroquia de San Juan de Ávila de Talavera, párroco de Castilblanco y párroco del Real de San Vicente, Garciotún y Nuño Gómez. En 1993 pide licencia para ir al Arzobispado Castrense, donde ejerció el ministerio en Tarifa y capellán del Hospital Gómez Ulla, de Madrid. Ya retirado, falleció a los 73 años en Talavera, el 6 de septiembre de 2018.

Descansen en paz.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Voz de Talavera

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.