www.lavozdetalavera.com

Nuevo episodio del 'tren de la vergüenza'

Imagen tomada por Puerto Blázquez del tren averiado, parado en la estación de Talavera de la Reina
Ampliar
Imagen tomada por Puerto Blázquez del tren averiado, parado en la estación de Talavera de la Reina

Un tren que cubría el servicio entre Cáceres y Madrid no pudo pasar de Talavera por avería mecánica

Miércoles 20 de Marzo de 2019.

El tren que había salido de Cáceres con destino a Madrid a las 7:11 horas no pudo pasar de Talavera de la Reina, en cuya estación tuvieron que apearse los 30 pasajeros que viajaban en el mismo para continuar hasta su destino en autobús.

Este nuevo incidente en el servicio ferroviario Extremadura-Talavera-Madrid se ha registrado este martes, después de que en diferentes puntos del trayecto que recorrió el convoy ferroviario los empleados de Renfe trataran de solucionar la avería que sufrió el mismo.

Finalmente, el tren se paró en la estación de Talavera y los pasajeros continuaron su viaje a Madrid en autobús, acumulando un retraso de casi 50 minutos; un incidente más en el ya tristemente célebre 'tren de la vergüenza'.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • Un tren que cubría el servicio entre Cáceres y Madrid no pudo pasar de Talavera por avería mecánica

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    4861 | Miguel angel Hidalgo sierra - 22/03/2019 @ 13:32:44 (GMT+1)
    Esto no cambia ,seguimos averías y no se soluciona nada y ya esta nuestro alcalde pidiendo ave ,que arreglen lineas y pongan trenes dignos una vez y no estos cascajos ,con razón muchos hemos optado por no viajar más en ese tren ,.
    4856 | Un lector habitual de este digital - 21/03/2019 @ 15:39:43 (GMT+1)
    Sres y sras; esto es el cuento de nunca acabar. Pero que pena de políticos que no arreglan estas infraestructuras, que pena, peñita pena.
    4851 | Ana María - 20/03/2019 @ 12:24:01 (GMT+1)
    En el último año, el balance que arroja esta línea ferroviaria tercermundista de, para colmo, escasas frecuencias, es de dos muertos, tres heridos, transbordos a taxis y autocares, kilómetros y kilómetros recorridos a pie por los viajeros por los taludes ferroviarios y por las vías saltando de traviesa en traviesa, y miles de horas perdidas. En Cataluña o el Pais Vasco nunca habría pasado esto. En el epicentro de la línea y siguiendo el curso de un río también expoliado a base de trasvases, está Talavera de la Reina, azotada desde hace un par de décadas por una devastadora crisis, cronificada y anterior a la crisis iniciada hace dos lustros. Paradójicamente, dicha crisis en Talavera de la Reina se ha ido acentuando a medida que el resto de España empezaba a salir a flote e iniciar la recuperación. La sangría demográfica es lacerante e irreversible y el sector inmobiliario talaverano no sufre ninguna burbuja, al contrario, toda Talavera es un inmenso mosaico de carteles de Se vende o Se alquila mientras los barrios, las invendibles viviendas y locales se van cubriendo de mugre y de olvido hasta su derrumbe y abandono. Muchas regiones, comarcas y municipios españoles, como ocurre con Talavera de la Reina, son expulsadas cada vez más lejos de los centros de poder, financieros, de modernidad, de dinamismo, hacia la nebulosa del más allá de una periferia tan desolada como infinita. Esta es la anormal, surrealista e injusta España contemporánea, resultado de los que viven del cuento de los fueros, de los cupos, de los estatut, de las naciones milenarias inventadas antes de ayer, de los millones de derechos y la ausencia de deberes y, en definitiva, de la concesión de todo tipo privilegios precedidos de chantajes, amenazas, exabruptos e histeria. A estos radicales chantajistas va todo el dinero que nos niegan al resto de comarcas, ciudades, provincias y comunidades autónomas que formamos la España sodomizada, oprimida y deliberadamente atrasada. Y mientras, los talaveranos manifestándonos durante años pacíficamente y, metafóricamente, subidos a bordo de un accidentado tren que viaja a ninguna parte, para acabar siendo totalmente ignorados. La ignominia, el desprecio y el olvido hacia Talavera de la Reina y sus habitantes alcanzan cotas aberrantes.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de La Voz de Talavera

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.