www.lavozdetalavera.com

Sorprendido en plena calle y conducido a Comisaría, junto con los perros a los que paseaba

Fernando Presencia Crespo, exjuez decano de Talavera, cuenta cómo ha sido su detención
Ampliar
Fernando Presencia Crespo, exjuez decano de Talavera, cuenta cómo ha sido su detención

Así fue la detención del exjuez decano de Talavera, Fernando Presencia, contada por él mismo

jueves 28 de noviembre de 2019, 18:11h

Jueves 28 de Noviembre de 2019.

Como hemos informado, el exjuez decano de Talavera de la Reina, Fernando Presencia Crespo, ha sido detenido durante varias horas este jueves, por orden del Juzgado de lo Penal número 3 de Toledo, con sede en la Ciudad de la Cerámica, "para poder notificarle la sentencia en la que ha sido condenado por delito de calumnias con publicidad y contra autoridad, dictada el pasado mes de julio por este juzgado", según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha

La sentencia que se le ha notificado hoy a Fernando Presencia es la del propio Juzgado de lo Penal número 3 de Toledo, con sede en Talavera, que -como informó La Voz de Talavera- le condenó el pasado mes de julio a 7 meses de prisión por un delito de calumnias con publicidad y contra autoridad cometido sobre la persona de Vicente Rouco, Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

EN PRIMERA PERSONA

El propio Fernando Presencia ha hecho público un comunicado en el que narra el episodio de su detención, que ha vivido en primera persona, cuando sobre las 8:00 horas de este jueves, en plena calle, el exjuez decano de Talavera se disponía a pasear a sus perros, antes de llevar a sus hijos al colegio.

“Ha sido a la altura de uno de los semáforos de la Avenida de la Fábrica de la Seda de Talavera -explica textualmente Presencia Crespo- cuando se me ha acercado un policía de paisano, que me ha enseñado su placa, y me ha dicho: ‘lo siento Señoría, pero está usted detenido’, momento en el que me han introducido, junto con los perros, en un vehículo camuflado.

TOMA DE MEDIDAS, FOTOS Y... ¡FICHADO!

Ya en la comisaría de policía se me ha permitido una llamada telefónica a mi mujer, y después me han llevado a los sótanos para hacerme la ficha y tomarme las huellas, donde también me han medido la altura y me han hecho unas cuantas fotografías, algunas de frente y otras de perfil.

De vuelta a los despachos de la planta superior, ya se encontraba en las dependencias la abogada del turno de oficio. Ha sido entonces cuando, con los perros pululando por la habitación y bien atendidos, me han dado lectura de mis derechos y me han comunicado que no podían recibirme declaración porque no se me imputaba ningún delito.

LA SORPRESA DE LA ABOGADA DE OFICIO

Según me explicaban, la orden detención había sido librada por el Juzgado de lo Penal con sede en Talavera de la Reina, al parecer para notificarme una sentencia. En ese momento, la abogada del turno de oficio ha dado un respingo y ha exclamado que ‘era la primera vez que veía que alguien era detenido para notificarle una sentencia’.

En ese momento ha sido cuando ha salido a la conversación que el artículo 160 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal prohíbe la detención o el traslado por la fuerza de quien vaya a ser notificado de una sentencia, estableciéndose en dicho precepto cuáles son exclusivamente los efectos jurídicos que deben resultar de una diligencia de notificación infructuosa de sentencia en el domicilio del interesado.

INFRACCIÓN PENAL

Después de hacerme entrega de una copia firmada de la “DILIGENCIA DE INFORMACIÓN DE DERECHOS AL DETENIDO POR INFRACCIÓN PENAL”(porque no tenían otro formulario), y sin poder levantar el preceptivo atestado al no existir investigación penal que justificara la detención, dos agentes de la policía me han acompañado a un descampado cercano donde los perros han podido finalmente hacer pis.

De vuelta en el coche camuflado, con los perros, nos hemos dirigido a mi casa, donde mi mujer se ha hecho cargo de ellos, y finalmente nos hemos dirigido al Palacio de Justicia, para continuar por los pasillos hasta llegar a las dependencias del juzgado de lo penal.

EN EL JUZGADO

Una vez allí, y al contrario del trato correctísimo que he recibido en todo momento por parte de los agentes de policía -continúa explicando Presencia Crespo en su relato-, sin embargo el trato de los funcionarios del juzgado ha sido bastante insolente. Me han negado la posibilidad de declarar, y tampoco he sido puesto a disposición del juzgado de guardia.

Todo su empeño (sobre todo por parte de la jueza Marta De Vicente Gregorio y del secretario judicial César Rufo Llorens) era que me diera por notificado una sentencia, pasando por alto el hecho de que para llevar a cabo esa tentativa de notificación se había ordenado la comisión de un delito de detenciones ilegales.

HABEAS CORPUS

La situación ha finalizado cuando uno de los agentes de policía ha sugerido la posibilidad de que el juzgado tramitara un habeas corpus. En ese momento, la jueza de lo Penal, visiblemente irritada, ha ordenado que abandonáramos el juzgado.

Ya en la calle, y después de despedirnos todos cortésmente (los policías y yo), he regresado a mi domicilio. Serían las diez y media de la mañana".

DENUNCIARÁ SU DETENCIÓN 'ILEGAL'

Fernando Presencia, según indica en su comunicado, presentará la correspondiente denuncia por todos estos hechos, que el exjuez decano de Talavera considera que podrían ser constitutivos de un "delito de detenciones ilegales".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(3)

+

0 comentarios