www.lavozdetalavera.com

Excapellán del hospital Nuestra Señora del Prado y profesor de la Escuela de ATS

José Arriero (d), en la residencia sanitaria, hoy hospital Nuestra Señora del Prado, con el cardenal Marcelo González y el director, José Luis Rosado (i), en imagen de 1974
Ampliar
José Arriero (d), en la residencia sanitaria, hoy hospital Nuestra Señora del Prado, con el cardenal Marcelo González y el director, José Luis Rosado (i), en imagen de 1974

Muere en Talavera José Arriero, primer sacerdote de la diócesis fallecido por coronavirus

jueves 09 de abril de 2020, 11:56h

Jueves 9 de Abril de 2020.

A las 5:30 horas de la madrugada de este Jueves Santo, día en el que la Iglesia Católica conmemora la institución del sacerdocio por Jesucristo en el Cenáculo de Jerusalén, ha fallecido en Talavera de la Reina el reverendo José Arriero, el primer sacerdote víctima del COVID-19.

Según nos informa nuestro colaborador en asuntos religiosos Jorge López Teulón, el fallecido había dedicado prácticamente toda su vida a la capellanía del hospital Nuestra Señora del Prado, en la Ciudad de la Cerámica, en el que ha fallecido a los 88 años de edad.

LEUCEMIA Y CORONAVIRUS

Natural de La Fresneda de la Jara, José Arriero llevaba tiempo luchando contra la leucemia, a la que hace semanas se le sumó el coronavirus; su estado había empeorado en los últimos días y ya el lunes los sacerdotes que actualmente atienden el hospital talaverano le administraron el sacramento de Unción de Enfermos.

El sacerdote José Arriero fue nombrado capellán del hospital Nuestra Señora del Prado, entonces residencia sanitaria, en 1974; además, ejerció de profesor de Religión Católica y Moral de la Escuela de Ayudantes Sanitarios que por entonces existía en la Ciudad de la Cerámica; y hasta su jubilación estuvo vinculado al mundo sanitario.

65 AÑOS DE SACERDOCIO

Antes, estudió en el Seminario de Toledo y recibió la ordenación sacerdotal el 12 de junio de 1954, cumpliendo 65 años de sacerdote el verano pasado.

También había estado destinado como coadjutor en la parroquia de Santiago, de Toledo; y al año siguiente, 1955, fue nombrado cura regente de Valdecaballeros; párroco de Campillo de la Jara, en 1956; encargado de Aldeanueva de San Bartolomé de 1956-1958; y ecónomo de Recas, en 1965.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

1 comentarios