www.lavozdetalavera.com

32 años en el hospital, ¡los más felices de su vida!

Don José Arriero, toda una vida dedicada a los enfermos en Talavera

Don José Arriero, toda una vida dedicada a los enfermos en Talavera

Jorge López Teulón, sacerdote

Viernes 10 de Abril de 2020.

Los sacerdotes consideramos a los curas más mayores como a nuestros padres o abuelos. Siempre nos dan consejos para alentarnos en nuestro camino y en nuestras tareas pastorales. Somos una familia e intentamos tratarnos como tales.

También nosotros, estos días, estamos llamando a la Casa Sacerdotal Beato Saturnino Ortega, de Talavera de la Reina, para preguntar, como lo hace todo el mundo (¡y deberíamos hacerlo más!) por nuestros mayores.

En nuestras reuniones arciprestales recuerdo cómo don José, muchas veces, pedía la palabra para hacernos entender que todos nuestros planes y proyectos pastorales estaban muy bien, pero que no había mejor pastoral que entrar en una UCI, tomar de la mano al enfermo, susurrarle la absolución tras confesarle y ungirle… animarle ante una operación, hacer de mediador con la familia, que afuera espera nerviosa…

Si esta pandemia le hubiera sorprendido al pie del cañón, es seguro que se habría enfundado en uno de esos trajes espaciales para dar la unción a todos...

Como ha informado La Voz de Talavera, a las 5:30 horas de la madrugada de este Jueves Santo, día en el que la Iglesia Católica conmemora la institución del sacerdocio por Nuestro Señor Jesucristo en el Cenáculo de Jerusalén, ha fallecido don José Arriero, que en junio cumpliría 89 años y que llevaba tiempo luchando contra la leucemia.

Ya el lunes, los sacerdotes que actualmente atienden el Hospital Virgen del Prado, de Talavera, le administraban el sacramento de la unción de enfermos.

SU VIRGEN DEL PRADO

Monseñor Felipe García Díaz-Guerra, Vicario Episcopal de Talavera de la Reina y Rector de la Basílica de Nuestra señora del Prado, al que le pido estas líneas, nos dice de él:

«Nos deja don José Arriero en la madrugada del Jueves Santo del año 2020. Unido a Cristo Sacerdote en su entrega hasta el extremo por amor. En una de las habitaciones de su querido hospital de Nuestra Señora del Prado, de Talavera de la Reina, donde tantos años ha servido con fidelidad a los enfermos....

Durante estos últimos años de jubilación he podido ser testigo de su amor a María: no faltaba a la cita de su visita diaria a la Virgen del Prado, a quien confiaba sus más íntimas delicadezas. ¡Gracias, querido D. José, por tu fe y tu entrega sacerdotal!».

DON JOSÉ 'EL ALTO'

Don Ricardo Vargas García-Tenorio, hasta hace poco capellán del Hospital Virgen del Prado de Talavera, escribe sobre Don José Arriero, al que cariñosamente se refería como José 'El Alto':

«-Y tú, ¿dónde estás de cura?”, me repetía cada vez que nos veíamos, pues su deteriorada memoria le impedía acordarse que ya se lo había dicho más veces.

- ¡De capellán, en el hospital!, le respondía yo.

Y entonces la cara de don José Arriero se iluminaba, y añadía invariablemente:

- ¡Hombre! ¡Ahí he estado yo -y enfatizaba- 32 años!

Y seguía:

- ¡Y puedo decir que han sido los más felices de mi vida!

Creo que no se puede hacer mejor resumen de lo que para don José ha significado su labor sacerdotal “en la Residencia”, como solía llamarla.

Y de lo que ha supuesto para los pacientes y profesionales me he podido hacer una idea en estos ocho años, por tantos testimonios relatados en primera persona de su dedicación, de su presencia incansable a la cabecera de tantos enfermos, e incluso de las anécdotas en las que aparecía algún rasgo más duro de su carácter, narradas siempre con un inmenso cariño y afecto por sus protagonistas.

Treinta y dos años, día tras día y noche tras noche, hora tras hora, entregadas sin mucho ruido a hacer mucho, mucho bien.

¡Dios le bendiga, don José! y le reciba con los brazos abiertos para celebrar hoy, ¡Jueves Santo, en el Altar del Cielo!».

NATURAL DE LA FRESNEDA

Don José había nacido en La Fresneda de la Jara el 29 de junio de 1931. Estudió en el Seminario de Toledo y recibió la ordenación sacerdotal el 12 de junio de 1954. Había cumplido 65 años de sacerdote, el verano pasado.

Destinado como coadjutor a la parroquia de Santiago de Toledo. Al año siguiente, 1955, fue nombrado cura regente de Valdecaballeros (Badajoz). Párroco de Campillo de la Jara en 1956. Encargado de Aldeanueva de San Bartolomé (Toledo) de 1956-1958. Ecónomo de Recas en 1965.

La foto que adjuntamos, junto al cardenal don Marcelo González Martín, es de 1974, año en que don José Arriero (a la derecha de la foto) fue nombrado capellán de la Residencia Sanitaria de la Seguridad Social Virgen del Prado de Talavera de la Reina.

Además, ejerció de profesor de religión católica y moral de la Escuela de Ayudantes Sanitarios que por entonces existía en la ciudad de la Cerámica. Desde entonces, y hasta su jubilación en 2006, estuvo vinculado al mundo sanitario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Voz de Talavera

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.