www.lavozdetalavera.com

Los enterramientos en la región en el cuarto mes de este año han sido un 159,6% más que en 2019

TSJ-CLM cifra en más de 1.000 los fallecidos con indicios de COVID en abril que Sanidad no ha contabilizado
Ampliar

TSJ-CLM cifra en más de 1.000 los fallecidos con indicios de COVID en abril que Sanidad no ha contabilizado

martes 12 de mayo de 2020, 17:20h

Martes 12 de Mayo de 2020.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCLM) ha dado a conocer hoy datos actualizados de las licencias de enterramiento expedidas en esta Comunidad Autónoma en el mes de abril, en el que en comparación con el mismo mes del año anterior el número de los mismos se ha incrementado en un 159,6% al haberse registrado 3.832 defunciones, cuando en 2019 se contabilizaron 1.476.

El informe del TSJCLM se ha hecho público este martes en el marco del expediente gubernativo abierto por la Presidencia del alto triubunal castellano-manchego "con el objetivo de garantizar el correcto funcionamiento de los registros civiles de la región como servicio esencial judicial establecido durante el Estado de Alarma y en ejercicio de las funciones inspectoras que corresponden a la Presidencia sobre los Registros Civiles".

Del total de enterramientos realizados en Castilla-La Mancha el pasado mes de abril, el TSJCLM estima que entre confirmados y sospechosos de haber fallecido por COVID-19 suman un total de 2.674 personas, lo que supone el 69,8% del total de defunciones.

UN MILLAR DE SOSPECHOSOS

Se da la circunstancia de que a lo largo del mes de abril los casos confirmados por las estadísticas oficiales de las autoridades sanitarias de Castilla-La Mancha se situaron en el entorno de las 1.600 muertes, número similar a los confirmados por el TSJCLM, aunque el alto tribunal además contabiliza en torno a otro millar como 'sospechosos'.

Según precisa el TSJCLM en nota de prensa, se referencian como sospecha aquellos supuestos en los que se recoge dicha probabilidad o sospecha en la certificación médica o existen motivos para ello, por concurrir procesos patológicos de tipo pulmonar compatibles con dicha causa.

FALTA DE CERTIFICACIONES

Los datos de este informe publicado hoy responden a los remitidos por la totalidad de los Registros Civiles de las cabeceras de Partidos Judiciales y una buena parte de las Agrupaciones y Juzgados de Paz.

Según explica el propio TSJCM en el comunicado difundido este martes, desde un primer momento ha habido dificultades para la gestión de las licencias e inscripciones de defunción por aumento significativo de la mortalidad, así como en la consignación de las causas de la muerte en las certificaciones médicas, en las que no siempre aparecía referenciada la infección por el virus.

CON SÍNTOMAS, PERO SIN TEST

Todo ello -advierte el Tribunal-, debido fundamentalmente "al no sometimiento a muchas de las personas afectadas a test o analíticas que acreditaran cumplidamente dicho contagio, si bien en muchos supuestos los indicios y síntomas de las patologías inmediatamente causantes de la muerte apuntaban a dicha infección como causa principal o determinante de la misma".

En ese sentido, y siguiendo el Protocolo aprobado al efecto, médicos forenses de los Institutos de Medicina Legal de las cinco provincias castellano-manchegas están colaborando con los registros civiles en la revisión de las licencias de enterramiento y defunciones ya inscritas desde el día 1 de marzo de 2020, a los efectos de que pueda quedar constatada la causa inicial o fundamental del fallecimiento en aquellos casos en los que aparezcan sospechas o factores racionales de probabilidad de COVID-19, y se están visando todas las certificaciones de defunción que se producen en lo sucesivo a solicitud de los Registros Civiles.

LAS CIFRAS, POR PROVINCIAS

Según el informe del TSJCLM, en la provincia de Albacete se han expedido 818 licencias de enterramiento en abril, un 185% más que el mismo mes del año pasado; 607 de ellas, con sospechas de COVID-19, lo que supone que casi tres de cada cuatro fallecidos presentaba síntomas compatibles con esta enfermedad.

En la provincia de Ciudad Real han sido 1.140 los enterramientos realizados, 867 de ellos (el 76%) con sospechas de coronavirus; el incremento de fallecidos respecto al año anterior ha sido del 172%, ya que en el mismo mes de 2019 hubo registradas sólo 419 defunciones.

Por lo que respecta a la provincia de Cuenca, el total de licencias de enterramientos fue de 379, de las que 260 correspondieron a fallecimientos sospechosos de coronavirus. En 2019 se enterraron a 172 personas, por lo que el incremento ha sido de un 120%.

En la provincia de Guadalajara recibieron sepultura 381 fallecidos, un 138% más que en abril de 2019, cuando fueron 160. Del montante total, casi siete de cada diez presentaban sospechas de coronavirus, hasta 255.

Finalmente, en la provincia de Toledo durante el mes de abril han sido enterradas 1.114 personas, de las que 685 (el 61%) eran sospechosos de haber fallecido por coronavirus. Los enterramientos en esta provincia suponen un 154% más que en abril de 2019, cuando fallecieron 438 personas.

CONFIRMADOS Y SOSPECHOSOS

De los 3.832 fallecidos en la región durante el citado mes de abril, los registros civiles dan por hecho que 1.596 han muerto por coronavirus, y el resto, 1.078, los cataloga como sospechosos.

Así, en la provincia de Albacete contabiliza 339 confirmados y 268 sospechosos; en la de Ciudad Real, 560 confirmados y 307 sospechosos; en la de Cuenca, 119 confirmados y 141 sospechosos; en la de Guadalajara, 148 confirmados y 107 sospechosos; y en la de Toledo 430 confirmados y 255 sospechosos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios