www.lavozdetalavera.com
El empresario talaverano acusado de comercializar la academia online inexistente, en una imagen publicada por El País
Ampliar
El empresario talaverano acusado de comercializar la academia online inexistente, en una imagen publicada por El País

Buscan a un empresario de Talavera acusado de vender falsos cursos de una academia online que no existe

miércoles 27 de mayo de 2020, 17:36h

Miércoles 27 de Mayo de 2020.

Un empresario de Talavera de la Reina está siendo buscado por al menos medio centenar de personas que se consideran estafadas por él; está acusado de que, aprovechando el confinamiento por el Estado de Alarma, se inventó una academia de cursos online, contrató como teleoperadores a una treintena de trabajadores en paro y les encargó la venta de un curso de auxiliar de Enfermería, que habría cobrado y no realizado.

Así lo denuncia este miércoles el diario El País en una información firmada por Berta Ferrero y Fernando Peinado, en la que ambos redactores cuentan los hechos de los que han sido víctimas un número indeterminado de personas, con el talaverano Salvador Herrero García, de 35 años, como protagonista de este triste episodio.

Por su interés periodístico, a continuación reseñamos algunos de los datos y reproducimos los párrafos más interesantes del trabajo de nuestros compañeros sobre el citado Salvador Herrero, al que además se le acusa de haber utilizado el nombre y el CIF de una empresa de formación de la Ciudad de la Cerámica, que se encontraba inactiva desde 2018, denominada Talavera Formación y Desarrollo SL.

A PRECIO DE GANGA

Todo lo hizo desde el piso en el que residía en Madrid: Salvador Herrero conversaba por videoconferencia con el equipo de vendedores que había contratado, "confinados en sus propios domicilios por toda España y necesitados de empleo para seguir pagando sus facturas", y les ordenó que se repartieran las letras del alfabeto en las Páginas Blancas y se pusieran a llamar a destajo para vender los cursos.

"Les envió un PDF con un manual para inscribir a los alumnos en el curso y una cuenta de banco para hacer los depósitos. Les cobraría cuotas de 82,50 euros al mes o un pago único de 990 euros. Una ganga en el mercado: cursos similares de esta enseñanza reglada de Formación Profesional superan los 2.000".

"No tenía web propia, ni profesores, ni siquiera una empresa constituida. Utilizó un CIF y un correo postal falso y le dio nombre a su nueva criatura, Vahega Formación, una marca desconocida que inundó en cuestión de días páginas populares del sector como Emagister, Educaweb o Aprendemás, que aceptaron sin ningún tipo de control a la nueva empresa", explican los autores del reportaje.

SE INVENTABA CURSOS SOBRE LA MARCHA

"Una treintena de teleoperadores tenían que vender un producto indefinido y no sabían cómo responder a las preguntas más básicas de los clientes potenciales. Salvador Herrero se inventaba cursos sobre la marcha en función de los intereses que detectaban los telefonistas o de sus propias ideas extravagantes: Curso de restaurante covid-19 free, inglés para farmacias, cocina línea fría, neuroeconomía y así hasta 126 ofertas. Todo parecía improvisado y hecho para cazar a incautos".

"Pero para mantener las apariencias de proyecto relativamente serio, no sólo había telefonistas sino que diseñó una jerarquía empresarial. Creó un círculo de 'directivos' reclutados en páginas como Infojobs para coordinar a los teleoperadores: un encargado de recursos humanos, un director educativo y jefes de equipo. En realidad todos tenían tareas difusas y pronto empezaron a dudar de si la empresa era lícita y a sospechar unos de otros".

NADIE COBRA Y TODO ESTALLA

Herrero incorporó también a un abogado, Manuel Rodríguez, al que le encargó amortiguar el conflicto; recibió su primera tarea por teléfono treinta minutos después de ser contratado: debía mandar a los directivos a unas vacaciones forzadas por “razones organizativas”. Rodríguez duró solo una mañana en el puesto. Enseguida se dio cuenta de que podía ser cómplice en un proyecto al que le iban a llover las demandas" y volvió al paro.

“Todo estalla cuando nadie cobra”, dice el exdirector de educación de la falsa empresa. "Salva fue despidiendo a todos uno a uno y les bloqueó en el móvil. Indignados, hace diez días se organizaron en el grupo de WhatsApp Estafa Vahega. Han elaborado un dosier de 33 páginas con todas las pruebas incriminadoras".

Captura de la presentación de los cursos de Vahega Formación en el portal Educaweb

UNA EMPRESA TALAVERANA, AFECTADA

Entre las pruebas recabadas por los presuntos damnificados por Salvador Herrero hay "contratos en los que éste se cambia los apellidos y usa el CIF de una empresa de formación inactiva desde 2018, llamada Talavera Formación y Desarrollo S.L. En cuanto se ha enterado de esto, el dueño de la citada sociedad talaverana, David Gómez, lo ha puesto en conocimiento de las autoridades".

"Una exmiembro de la dirección que trabajó para Vahega Formación hasta mediados de mayo y que no quiere dar su nombre asegura que Salva se ha endosado 100.000 euros en cursos. La academia ha retrasado en varias ocasiones la supuesta fecha de comienzo de las clases. Salva se ha quedado totalmente solo pero asegura que los cursos comenzarán el 1 de junio y niega que haya recibido algún dinero".

CURSO NO HOMOLOGADO

Para más inri, "el supuesto curso homologado de auxiliar de Enfermería no aparece en los registros del Ministerio de Educación o de la Junta de Andalucía, según ambas administraciones".

Cuando se declaró el Estado de Alarma por la pandemia de coronavirus, Salvador Herrero "vivía en el piso de su pareja en el barrio más nuevo de Madrid, el Cañaveral. Aunque estaba falto de dinero, presumía de tener propiedades lujosas como un Audi Q8 de 122.000 euros y un ático en San Bernardo, en el centro de la capital, lo que generaba incredulidad entre sus conocidos".

VECINO DEL BARRIO PUERTA DE ZAMORA

Allá por donde ha pasado en la última década, el presunto empresario talaverano "ha ido dejando un reguero de denuncias por pequeñas estafas", indica la información de El País, señalando que Salvador Herrero vivía en el barrio Puerta de Zamora, de la Ciudad de la Cerámica, en el que su actual inquilina está "harta de atender las quejas de sus víctimas".

Entre esas víctimas, una profesora de diseño web, licenciada en Bellas Artes y entonces en paro, que fue contratada para dar clases. "Trabajó de lunes a viernes, cinco o seis horas diarias durante dos meses. Cuando terminó, su nómina se quedó a cero. También la de sus compañeros. Poco después, Salva les bloqueó en el móvil y desapareció", dejándole a deber 1.200 euros.

ACADEMIA EN LA CIUDAD DE LA CERÁMICA

"Salva siguió haciendo de las suyas en los años siguientes. En 2018 montó en Talavera la academia de cursos extraescolares Vahega Escolar, con talleres como Pequechef o de Slime (el nuevo Blandibú). Apenas hizo actividades y vivió bajo el techo de sus distintas parejas", señalan los redactores de El País en su reportaje.

"L. E., una de esas parejas, cuenta que, cuando se fue de vacaciones, "Salva aprovechó para poner su piso de Carabanchel en un portal de alquiler y cobrarle la señal a cinco personas distintas, entre ellas familias humildes. Se presentaron todos el mismo día de finales de agosto y se armó un buen lío. La policía nos dijo ‘habéis sido estafados’, rememora avergonzado y por ello pide anonimato. Presentó una denuncia, pero tampoco sirvió de nada".

EN PARADERO DESCONOCIDO

Actualmente, señala la información de El País, "nadie sabe dónde se aloja Salva, ni siquiera su familia. Se marchó hace diez días del piso de su ahora ex pareja, donde ideó su plan". "En 2012, en medio de otra crisis brutal, Salva desapareció sin pagar a los profesores de su antigua academia".

"En Internet aún quedan las huellas de aquel conflicto. 'Buscamos a Salvador Herrero. Empresario de Talavera que tenía la Inmobiliaria Cervantes y la Academia Vael. Ha desaparecido con el dinero de sus trabajadores', dice una cuenta de Twitter llamada Encuentra_Salvador. Fue creada en 2013 y quedó inactiva, aparentemente sin lograr su propósito", advierten los autores del reportaje.

Nota de la Redacción: Por parte de La Voz de Talavera, nos limitamos a hacernos eco de la información de los compañeros del diario El País y quedamos a disposición de D. Salvador Herrero para, si lo considera conveniente, ofrecer su versión de los hechos objeto del reportaje en cuestión.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios