www.lavozdetalavera.com

El consejero Ruiz Molina habla de un importe estimado de 10.5 millones

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, en rueda de prensa en el Palacio de Fuensalida
Ampliar
El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, en rueda de prensa en el Palacio de Fuensalida

El Gobierno CLM flexibiliza aplazar y fraccionar su deudas con la Junta a 4.500 contribuyentes

viernes 24 de julio de 2020, 12:11h

Este viernes ha entrado en vigor, hasta el 31 de diciembre próximo, la orden del Gobierno de Castilla-La Mancha sobre medidas excepcionales en el ámbito tributario para flexibilizar las condiciones de aplazamiento y fraccionamiento de pago de las deudas de naturaleza pública con la Administración regional.

Se trata de medidas de flexibilización de pagos, de las que se podrán beneficiar unos 4.500 contribuyentes, por un importe estimado de 10,5 millones de euros, lo que supondrá una nueva inyección de liquidez para la economía de la región.

Así lo ha subrayado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, explicando que el objetivo de esta orden es contribuir a aliviar la complicada situación que la crisis sanitaria del coronavirus está suponiendo en los operadores económicos de la región, al permitirles mitigar los problemas de liquidez que pudieran estar teniendo, especialmente aquellos cuyos ingresos provienen del ejercicio de actividades empresariales y profesionales.

En efecto, gracias a esta orden, los recursos económicos podrán continuar en manos de los contribuyentes en lugar de ser recaudados con carácter inmediato por la Administración regional, lo que les ayudará a superar las posibles dificultades transitorias de tesorería que la crisis ocasionada por la COVID-19 les esté pudiendo ocasionar.

Ruiz Molina ha explicado que la orden establece tres medidas en materia de aplazamientos y fraccionamientos de deudas de naturaleza pública con la Administración regional.

SIN AVALES

En primer lugar, se establece que no se exigirá aval a los contribuyentes que tengan una deuda de hasta 30.000 euros de recursos económicos propios de la Administración regional cuando soliciten aplazar o fraccionar su pago.

Actualmente, el límite con el que no se exige aval para las deudas que los contribuyentes tienen de recursos propios de la Administración regional es de 6.000 euros, por lo que el mismo se incrementa en 24.000 euros.

CONCESIÓN AUTOMÁTICA

Además, la orden recoge la posibilidad de conceder fraccionamientos de manera automática, sin ningún trámite, cuando el importe de las deudas que se pretenden fraccionar sea inferior a 10.000 euros.

El consejero ha señalado que los fraccionamientos de concesión automática son aquellos que se conceden sin estudio previo de la viabilidad del cobro y, actualmente, se conceden por deudas inferiores a 3.000 euros, por lo que con esta orden este límite se incrementa en 7.000 euros.

CARENCIA DE SEIS MESES

Y, por último, la nueva orden establece que se concederá una carencia de hasta seis meses en el pago de las cuotas derivadas de aplazamientos y fraccionamientos de deudas sin necesidad de justificación, tanto en los aplazamientos y fraccionamientos que se soliciten ahora como en los que ya están concedidos.

Según Ruiz Molina, esta orden se ha elaborado “teniendo en cuenta el perfil medio del contribuyente de Castilla-La Mancha”, por lo que se estima que se podrán beneficiar aproximadamente el 95 por ciento de los contribuyentes que habitualmente solicitan aplazamientos o fraccionamientos de las deudas tributarias.

Finalmente, el consejero de Hacienda ha señalado que las medidas incluidas en esta orden ya se comunicaron a los agentes sociales en la negociación del Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación Económica y formaban parte del Acuerdo por la Reconstrucción Social y Económica de CLM firmado con PSOE y Cs.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios