www.lavozdetalavera.com

Asesinado por ETA junto a su compañera guardia civil Irene Fernández, en Sallent de Gállego

Un momento del homenaje al talaverano José Ángel de Jesús y la asturiana Irene Fernández en Sallent de Gállego
Ampliar
Un momento del homenaje al talaverano José Ángel de Jesús y la asturiana Irene Fernández en Sallent de Gállego

El talaverano José Ángel de Jesús, homenajeado en el 20 aniversario del atentado que acabó con su vida

viernes 21 de agosto de 2020, 12:19h

La localidad oscense de Sallent de Gállego ha recordado y homenajeado este jueves al talaverano José Ángel de Jesús Encinas y la asturiana Irene Fernández Perera en el 20 aniversario de sus respectivos asesinatos en atentado terrorista de la banda ETA, cuando ambos prestaban servicio en el cuartel de la Guardia Civil de la población.

El acto de recuerdo y homenaje ha tenido lugar en la plaza Valle de Tena de Sallent, la misma en la que ambos guardias civiles encontraron la muerte e las 6:00 horas del 20 de agosto de 2000 cuando se disponían a iniciar su jornada con la ronda habitual en el coche oficial, bajo el cual la banda terrorista había colocado una bomba lapa.

El todoterreno de la Benemérita saltó por los aires con ambos guardias civiles en su interior, que fallecieron a causa de la explosión. José Ángel de Jesús tenía 22 años y su compañera Irene Fernández 32; desde entonces, cada año se les recuerda en Sallent y en sus respectivas localidades de procedencia, Talavera y el concejo asturiano de Quirós.

Los padres del Guardia Civil talaverano, José de Jesús y María del Prado Encinas, han estado presentes en el acto conmemorativo del 20 aniversario del atentado que costó la vida a José Ángel y a Irene, que fue presidido por el alcalde de la localidad aragonesa, Jesús Gericó, que en 2000 era concejal del Consistorio.

Un acto que además contó con la presencia, entre otros, de la Delegada del Gobierno de España en Aragón, Pilar Alegría; la subdelegada en Huesca, Silvia Salazar; y el general de División de la Guardia Civil Carlos Crespo.

Antes del acto ante el monumento en memoria de los dos guardias civiles asesinados, en la iglesia de la Asunción tuvo lugar una misa oficiada por el obispo de Jaca, monseñor Julián Ruiz, y que ha tenido un aforo limitado en cumplimiento de las normas sanitarias obligadas por la pandemia de coronavirus.

SUPERVIVIENTE DE ZARAGOZA

Según ha informado Isabel García en El Heraldo de Aragón, el acto celebrado en la plaza de Sallent de Gállego consitió en un responso, el rezo de una oración y la colocación de un centro de flores junto a las fotos de los jóvenes, los ramos y velas que las familias habían colocado a las 6.00 horas.

Significar que, al final de la ceremonia religiosa y posteriormente en el acto celebrado en la plaza de Sallent, intervino Pascual Grasa, el guardia civil de puerta que estaba de servicio en la casa cuartel de Zaragoza en la madrugada del 11 diciembre de 1987, cuando ETA atentó contra la misma causando 11 muertos; entre ellos, tres talaveranos.

Nos referimos a José Julián Pino Arriero, sargento de la Guardia Civil; su esposa, María del Carmen Fernández Muñoz; y Silvia Pino Fernández, hija de ambos de sólo 7 años de edad, en memoria de los cuales y del propio José Ángel de Jesús hay levantado un monumento en la avenida Juan Carlos I de la Ciudad de la Cerámica.

VIVOS EN EL RECUERDO

"Estaré aquí cada 20 de agosto todos los años que Dios me deje venir para que esto no se olvide porque, si eso ocurre, si se olvida que aquí murieron asesinados dos jóvenes, triunfarían los verdugos", manifestó Ángela Perera, madre de la guardia civil asesinada.

Los padres de José Ángel de Jesús, por su parte, también manifestaron su intención de estar en Sallent cada 20 de agosto mientras tengan fuerza. "Su recuerdo es el día a día", ha dicho José de Jesús, añadiendo que "es un orgullo recordarlos", porque "queremos que no se les olvide y así seguirá siendo, aunque les pese a muchos".

Reportaje Gráfico, Pablo Segura

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+

0 comentarios