www.lavozdetalavera.com
Los beneficios de los baños árabes para tu salud
Ampliar

Los beneficios de los baños árabes para tu salud

lunes 05 de abril de 2021, 08:00h

Los baños árabes, también conocidos como hammam, forman parte de la tradición árabe y, por lo general, pueden ser encontrados en las cercanías de antiguas mezquitas.

Aunque tienen una fuerte presencia en Andalucía, también se pueden encontrar en otros puntos del territorio español como, por ejemplo, los baños árabes en Madrid.

Algunos de ellos se han mantenido a lo largo del tiempo, pero muchos otros han sido recreados posteriormente para que, actualmente, podamos seguir disfrutándolos.

Qué son los baños árabes

Los baños árabes son una modalidad de baño de vapor que incluye la limpieza del cuerpo y la relajación.

Aunque tradicionalmente los baños árabes tenían diferentes horarios en función del sexo, actualmente todos los hammams reciben en sus instalaciones tanto a hombres como a mujeres en la misma franja horaria. Además, una de las particularidades de los baños árabes es que están situados en edificios singulares, cuya estructura seguramente te sorprenderá.

En este sentido, los baños árabes o suelen contar con cúpulas decoradas con motivos arábicos, mosaicos, patios y fuentes, así como una iluminación tenue y fragancias muy cuidadas de esencias y flores. Por este motivo, la experiencia de un baño turco suele involucrar a todos los sentidos. Además de los baños, estos complejos cuentan también con programas especiales de aromaterapia y masajes.

En cuanto al circuito de baños, este puede variar considerablemente en función de las instalaciones. Con todo, por lo general, los circuitos tradicionales en los baños árabes acostumbran a empezar por una ducha ligera, seguida de un baño en una piscina de agua templada. Así, una vez superado el primer baño, el el momento de optar por el camino cálido o por el frío.

No obstante, la mayoría de los circuitos incluyen ambas opciones, tanto el agua caliente como el shock que da el agua fría. Además de los circuitos, los hammam también incluyen salas de relax, con tumbonas y sillones, en las que puedes descansar un rato. Lo más aconsejable es transitar también estas salas con el objetivo de conseguir un mayor grado de relajación.

Beneficios para la salud de los baños turcos

Gracias al calor de los baños turcos, que acelera las funciones metabólicas, aumenta tanto la respiración como la frecuencia cardiaca, estimulando además el sistema nervioso y hormonal. De la misma forma, el vapor de los baños hace que los poros de la piel se dilaten, eliminando todo tipo de toxinas e impurezas y haciendo que la piel quede limpia y suave. Por este motivo, los hammam son muy recomendables para el tratamiento del acné adolescente.

Además, en los baños árabes el sistema cardiorrespiratorio aumenta su capacidad de intercambio de oxígeno y ventilación, por lo que tiene amplios beneficios en los procesos de recuperación de esfuerzo. Asimismo, en el caso de las mujeres, los hammam potencian la limpieza de los genitales y mitigan los dolores de la menstruación, nuevamente gracias a su calor.

Finalmente, hay que destacar su efecto relajante, mayor al de la sauna seca o finlandesa. No obstante, es cierto que, al inicio, hay que acostumbrarse a la sensación de agobio que puede provocar respirar un aire tan saturado de vapor de agua.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios