www.lavozdetalavera.com

Condecorada con la Cruz Pro Ecclesia et Pontífice, su funeral ha sido una gran manifestación de duelo

Aspecto de la iglesia parroquial de Oropesa durante la misa funeral por el alma de Patrocinio Ramos
Ampliar
Aspecto de la iglesia parroquial de Oropesa durante la misa funeral por el alma de Patrocinio Ramos

Falleció en Oropesa Patrocinio Ramos, madre de cuatro sacerdotes diocesanos y una religiosa

miércoles 12 de mayo de 2021, 09:08h

Una información de Jorge López Teulón

El 9 de diciembre de 2008, la parroquia del municipio toledano de Oropesa, en la comarca de Talavera, veía cómo una de sus feligresas era condecorada con la Cruz Pro Ecclesia et Pontífice [se trata de una cruz octogonal con la flor de lis y la imagen del Papa León XIII].

La agraciada era doña Patrocinio Ramos y la Santa Sede se la concedía en reconocimiento a su generosa vida al servicio de la Iglesia, por expreso deseo del cardenal Antonio Cañizares Llovera, por entonces, Arzobispo Primado de Toledo.

Este martes por la tarde en la parroquia de Oropesa se ha celebrado la misa exequial por su alma. Ha presidido la Santa Misa el Nuncio de Su Santidad el Papa en Sudán y en Eritrea, monseñor Luis Miguel Muñoz Cárdaba, compañero de curso en el Seminario de Toledo de uno de los hijos de Patrocinio.

El Sr. Nuncio recordaba en sus primeras palabras ante una iglesia parroquial llena de fieles que providencialmente "así debemos leer nuestros acontecimientos. Patrocinio fallecía en el día de ayer, 10 de mayo, día de San Juan de Ávila, patrono del clero secular español: ella, que había dado a la Iglesia a cuatro de sus seis hijos para el sacerdocio".

80 SACERDOTES

Doña Patrocinio era madre de cuatro sacerdotes (Pedro, Pelayo, Jesús Luis y Enrique) y de una religiosa de Fraternidad Reparadora del Corazón de Jesús del padre Mendizábal. Sin olvidarnos de su hijo mayor que, casado, había dado nietos y bisnietos a su madre.

Una familia cristiana que este 11 de mayo ha visto cómo más de 80 sacerdotes del presbiterio diocesano acompañaban a los cuatro hermanos sacerdotes. Una buena parte de las religiosas de la Fraternidad, acompañando a la Hermana Mercedes y la feligresa que recordaban la sencillez y bondad de Patrocinio.

AMOR PERSONAL

Don Enrique Rodríguez, párroco de Bargas (Toledo), ha recogido estas palabras de otro de sus hermanos sacerdotes para terminar la homilía. Se las envió horas antes de la muerte de Patrocinio.

"Mis queridos hermanos: es un privilegio que no merezco el poder estar acompañando a Mamá, en estos días y ya en estas horas que su vida en la tierra se acaba. Sé que cada uno de vosotros hubierais deseado estar aquí donde yo me encuentro, pero ,como os dije, donde estamos uno de los hermanos estamos todos.

Cualquiera de nosotros podría expresar con toda la grandeza del amor que profesamos a Mamá, quién es y cómo es ella. Cada uno llevamos en nosotros su vida, pues de ellos la hemos recibido, pero su amor ha sido tan personal que cada uno podríamos manifestar lo que personalmente hemos recibido de ella. A veces decía todos los nombres para poder finalmente pronunciar el nombre de aquel a quien llamaba. Por eso necesitamos estar unidos para que en esa comunión se vea la grandeza y belleza de lo que ha sido Mamá.

REGALO DE MADRE

[…] El regalo de esta madre que tenemos excepcional en todo, es y será siempre para nosotros el auténtico Compromiso que nos lleve a dar con nuestras vidas lo que de su vida hemos recibido. No solo queda en nuestro recuerdo, sino que con nuestras vidas haremos presente cada día lo que no solo no se puede olvidar, sino mantener vivo ese amor que de ella hemos recibido y está llamado a ser eterno.

Aquí junto a Mamá como a modo de testamento recibamos el testigo para seguir su estela y ser luz para los demás como ella lo ha sido para nosotros".

Descanse en Paz, Patrocinio Ramos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(1)

+

2 comentarios