www.lavozdetalavera.com

Entrevista al nuevo representante del Arzobispo en la Ciudad de la Cerámica y su Comarca

Juan María Pérez-Mosso, de párroco del barrio de Santa María a titular de la Vicaría de Talavera
Ampliar

Juan María Pérez-Mosso, de párroco del barrio de Santa María a titular de la Vicaría de Talavera

martes 18 de mayo de 2021, 18:00h

El arzobispo primado de Toledo, monseñor Francisco Cerro Chaves, ha renovado su Consejo Episcopal con varios nombramientos de los que hemos dado cumplida cuenta, uno de los cuales ha sido el del nuevo responsable de la Vicaría de Talavera de la Reina, reverendo Juan María Pérez-Mosso Hommel, que juró su cargo el lunes 3 de mayo y con el que ha dialogado nuestro colaborador para asuntos religiosos, el también sacerdote Jorge López Teulón, en una conversación de la que a continuación ofrecemos un amplio resumen.

Jorge López Teulón.- ¿Quién es Juan María, el nuevo Vicario Episcopal de Talavera?

Juan María Pérez-Mosso.- Me llamo Juan María Pérez-Mosso Hommel, nacido en Huelva en 1980 hace 40 años y provengo de una familia numerosa, de padre vasco y madre alemana; somos 7 hermanos, dos de ellas religiosas: una de la Orden de Nuestra Señora en Valdemoro y otra de las Hermanas de la Cruz de Sevilla. En casa fuimos educados en la fe y devoción al Sagrado Corazón de Jesús y una filial devoción a la Virgen María, sobre todo en el rezo del santo rosario.

J. L. T. .- Desde su ordenación y en los diferentes destinos en los que ya ha estado, ¿de cuál conserva mejor recuerdo?

J. M. P.-M .- Fui ordenado sacerdote el 2 de Julio de 2006 de manos del cardenal Antonio Cañizares y fui enviado como vicario parroquial a la Parroquia de Jesucristo Redentor, del Barrio de Santa María, en Talavera. Del 2007 al 2010 fui nombrado párroco de Cervera de los Montes y Marrupe. Durante estos primeros cuatro años de sacerdote estuve de profesor de Religión en el IES San Isidro de Talavera.

Fue en el año 2010 cuando don Braulio Rodríguez Plaza me pidió que fuera de formador al Seminario Menor Santo Tomás de Villanueva en Toledo. Allí pasé ocho años, de los mejores de mi vida sacerdotal, y desde el año 2018 estoy como párroco en Belvís de la Jara, La Nava de Ricomalillo y Buenasbodas, junto a don Miquel Moré, que ejerce de vicario parroquial.

J. L. T. .- Háblenos entonces de su experiencia en el Menor...

J. M. P.-M .- Como he dicho, los ocho años en el Seminario Menor han sido de los años más gozosos de mi vida sacerdotal, en el trato con chicos y adolescentes abiertos a la llamada del Señor; el trabajo con otros hermanos sacerdotes y con los padres de los seminaristas y el profesorado. Es una alegría el haber entregado los primeros años de la vida sacerdotal en el corazón de la Diócesis, que es el Seminario. Allí, en la familia del Menor, he sido testigo del crecimiento humano y espiritual de muchos de nuestros jóvenes, que con los años han seguido su proceso de formación y ahora son los sacerdotes jóvenes de nuestra diócesis. Es una gran responsabilidad y a la vez un gozo grande el saber que somos instrumentos en manos de Dios para ayudar a los futuros candidatos al sacerdocio a crecer humana y espiritualmente.

J. L. T. .- ¿Desde cuándo está en Belvís y qué estaba haciendo hasta ahora?

J. M. P.-M .- Llevo destinado en Belvís de la Jara, La Nava de Ricomalillo y Buenasbodas desde el año 2018. Junto con las parroquias también he dado clases de religión en el instituto IESO La Jara los dos primeros cursos; ahora las ha asumido el vicario parroquial, don Miquel Moré.

El primer año fue para la primera toma de contacto con las parroquias; sus celebraciones, fiestas patronales, catequesis, visitas a enfermos; dispensario de Cáritas, Manos Unidas, matrimonios, cofradías... Pero al año y pocos meses de llegar aquí tuvimos, como el resto de mundo, que confinarnos por la dichosa pandemia. Esto ha mermado mucho el desarrollo normal de las parroquias.

J. L. T. .- ¿Cómo le dijo el Señor Arzobispo que deseaba contar con usted?

J. M. P.-M .- El pasado día 18 de marzo falleció mi padre después de una operación grave de corazón; fue justo a los 7 días de su fallecimiento cuando el Vicario del Clero me llamó para preguntarme si estaba dispuesto a ayudar al Arzobispo en una nueva tarea en la Diócesis. Yo pensaba en otro tipo de tarea, más sencilla... Pero al ir a hablar con don Francisco mi sorpresa fue que me pidió asumir la Vicaría territorial de Talavera de la Reina, la Vicaría más extensa en kilómetros, con 10 arciprestazgos y 118 parroquias. Esta nueva tarea la asumo desde un espíritu de obediencia al señor Obispo y con total confianza en los planes del Dios. Pidiendo la prudencia y el bien hacer para con los sacerdotes y, por ende, con las parroquias de la Vicaría.

J. L. T. .- Finalmente, hablemos de las tareas que tiene a su cargo. ¿Dónde va a residir, cuáles son sus competencias?

J. M. P.-M .- Seguiré residiendo en Belvís y desde aquí podré desplazarme a los distintos pueblos y parroquias de la zona, en estrecha colaboración con el Pro Vicario general de la Diócesis, don Raúl Muelas, que residirá en Talavera; es una manera de darle mayor importancia a nuestra Ciudad de la Cerámica, que es una de las mayores poblaciones de toda la Archidiócesis.


  • El nuevo vicario de Talavera, Juan María Pérez-Mosso, con su familia


  • En la Fiesta de San Roque 2009 de Cervera de los Montes


  • En una celebración en la capilla del Seminario Menor de Toledo, año 2014


  • Don Juan María (d) con don Miquel Moré (izq.), junto al actual Obispo de Albacete, monseñor Ángel Fernández Collado


  • Los Vicarios Episcopales recién nombrados, en una confirmación en el colegio Compañía de María, el año 2020


  • Juramento de los nuevos vicarios -don Juan María es el primero por la izquierda- este mes de mayo de 2021


  • El nuevo Consejo Episcopal junto al señor Arzobispo en el Salón de Concilios del Arzobispado de Toledo

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(2)

+

0 comentarios