www.lavozdetalavera.com

GALERÍA DE IMÁGENES / Tres generaciones de toreros toledanos, en la corrida del Corpus

Un momento de la actuación de Tomás Rufo, al que le correspondió lidiar al peor lote de la tarde toledana
Ampliar
Un momento de la actuación de Tomás Rufo, al que le correspondió lidiar al peor lote de la tarde toledana

Lorenzo y De Mora triunfan en Toledo y el talaverano Tomás Rufo muestra su torería ante un mal lote

lunes 07 de junio de 2021, 19:14h

Crónica y Reportaje Gráfico de Jesús Sánchez Moreno

Álvaro Lorenzo cortó tres orejas en una tarde en la que se pudo ver el estado de gracia por el que atraviesa, abriendo la Puerta Grande con Eugenio de Mora, mientras que Tomás Rufo, pese a no tener suerte en su lote, puso de manifiesto su gran momento.

Así podría resumirse/valorarse la corrida mixta que tuvo lugar este domingo en la Plaza de Toros de Toledo, con motivo de la festividad del Corpus, en la que con media entrada en las gradas se lidiaron cuatro toros bien presentados y de buen juego de los hierros de Alcurrucen y El Cortijillo y dos utreros del mismo hierro.

Pero hubo más. Como que al final del paseillo se guardó un minuto de silencio en memoria de don Pablo Lozano y que, al finalizar el mismo, la peña 'El Trapío' entregó a Eugenio de Mora un merecido reconocimiento a su carrera como matador de toros.

Eugenio de Mora, de azul pavo y oro; Álvaro Lorenzo, de grana y oro; y Tomás Rufo, de verde oliva y oro, tres generaciones de toreros toledanos, hicieron el paseillo en la ya tradicional corrida del Corpus en la Ciudad Imperial, enfrentándose a enemigos -toros, los dos primeros y novillos, el tercero- del hierro de Hermanos Lozano.

RUFO, ARTE Y SIN SUERTE

Resultó un encierro de animales de bella lámina y buen juego, destacando los lidiados en primer y quinto lugar, con temple prontos y con clase; el segundo, con nobleza pero sin raza; y el cuarto, enclasado y con temple. Los utreros lidiafos en tercer y sexto lugar no dieron opciones a Tomás Rufo; ambos, parados y sin celo.

Sólo las ganas y el gran momento artístico que atraviesa hicieron que el novillero pepinero de Talavera -o talaverano de Pepino, que tanto da- salvara ambas lidias y realizase al que cerró plaza una faena llena de toreria y de sabiduría que acabó con un arrimo de libro, aunque la espada le privó de un trofeo, que el público pidió.

MORA Y LORENZO

Eugenio de Mora, por su parte, estuvo muy dispuesto toda la tarde, con dos ejemplares ante los que derrochó ganas y un oficio bien aprendido, que le granjeó el favor del público y una oreja de cada uno de sus enemigos de premio.

Lo más rotundo del festejo lo realizó Álvaro Lorenzo, especialmente con el quinto de la tarde, al que hizo una faena llena de temple, tiempos y gusto ante un toro pronto y con mucha clase, que permitió al toledano torear por ambos pitones de manera templada y con gusto antes de desorejarlo.

Eugenio de Mora y Álvaro Lorenzo salieron a hombros.

Para ver Galería de Imágenes de la corrida, clicar aquí

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios