www.lavozdetalavera.com
Sí, el verano es el momento de pensar en la estufa que disfrutarás a partir del otoño
Ampliar

Sí, el verano es el momento de pensar en la estufa que disfrutarás a partir del otoño

martes 06 de julio de 2021, 11:00h

Aunque estemos en los inicios del verano, comenzar a pensar en la llegada del frío es la opción más sensata.

Para conseguir el confort necesario en nuestro hogar disponemos de diversos tipos de calefacción. Bien pueden ser las eléctricas, calefacción por caldera de gas con radiadores, sistemas con bomba de calor o bien, las clásicas estufas.

Dentro de estas últimas podemos optar por las de leña, las más económicas, pero quizás requieren un mantenimiento mayor. Pero no cabe duda de que estas estufas, con su llama siempre presente, en un gran resultado.

Una tendencia en alza, las estufas de pellets

Quienes usan estas estufas pueden dar fe de que son una propuesta que ha conseguido hacerse un hueco importante. ¿Sabes las razones cuáles son? Muy simple, consiguen dar todo el confort de las estufas clásicas, pero son mucho más limpias y eficientes.

Por si no lo sabes, los pellets son unas piezas de pequeño tamaño, similar al pienso para alimentar animales, y que están formadas por restos vegetales, como virutas o sobrantes de poda. Tienen un poder calorífico intenso, por lo que son muy eficientes. Sólo hay que ver cuál es el precio de un saco de pellets y calcular su consumo. La diferencia es notable, por lo que el ahorro se nota.

Las estufas de pellets son la solución ideal para quienes deseen calentar una estancia, como puede ser el salón, o incluso una vivienda completa, de una forma cómoda. La alimentación de la estufa de pellets es simple, basta con recargar la tolva y será la propia estufa la que va suministrando el combustible necesario. Pueden regularse en intensidad y hacerlo cómodamente desde el mando a distancia.

Ventajas

Este tipo de estufas son tan demandadas por razones diversas, pero entre ellas se destacan:

* Aprovechan restos de madera para alimentarse, lo que permite un aprovechamiento completo de un material que antes se desperdiciaba.

* Poseen un elevado poder calorífico con respecto a otras alternativas, como pueden ser los radiadores eléctricos o de gas. Todo, con emisiones mínimas y sin quemar combustibles fósiles.

* El precio de una estufa de pellet es bastante económico, sobre todo si se tiene en cuenta que es un tipo de máquina destinada a durar bastantes años. La amortización se completa más rápido de lo que piensas.

* No cuentan con el engorro de la limpieza que requiere una estufa de leña. Aunque una estufa de pellets produce cenizas, estas quedan recogidas en un cenicero que podemos recoger de manera semanal. No quedan restos sólidos grandes, y estas cenizas pueden usarse como fertilizante si tienes plantas o un jardín. Como puedes ver, de las estufas de pellets se aprovecha todo.

* El mantenimiento es sencillo y son máquinas que no tienen una complejidad excesiva.

* Los sacos de pellets pueden almacenarse sin problema, no producen olores y no manchan. No suponen un peligro tanto en su manipulación como en su almacenaje. La seguridad siempre está de tu lado.

* Estéticamente se adaptan a cualquier decoración, desde aquellas más clásicas a otras modernas, e incluso de ambiente minimalista.

Combustible ecológico

Quizás no lo sepas, pero hay estufas que además de con pellets pueden ser alimentadas con otro combustible ecológico y eficiente; hablamos del hueso de aceituna. También posee un excelente poder calorífico, a la vez que se le produce un beneficio al medio ambiente. El hueso de aceituna puede caldear tu hogar por mucho menos de lo que piensas.

Quienes instalan una estufa de pellets han notado el ahorro con respecto a otras maneras de aclimatar una vivienda en invierno. Este tipo de instalaciones suponen además un calor natural, con un nivel muy bajo de emisiones y con lo hipnótico de tener una llama tras el cristal de la estufa.

Piensa ahora cómo pueden ser esas tardes de invierno frente a tu estufa de pellets, con un calor de hogar a la temperatura que desees y con la garantía de unos fabricantes de reconocida trayectoria.

Poco consumo

Las estufas de pellets además consumen muy poca energía eléctrica. Solamente encienden una resistencia en el momento del arrancado, que junto con el ventilador es la que inicia la combustión de los pellets. En el momento que comienzan a arder, la resistencia se apaga y solo queda conectado el ventilador que expulsa el aire caliente al exterior.

Nada que ver con otros sistemas muy costosos en cuanto a la tarifa eléctrica, como pueden ser las resistencias incandescentes o los braseros eléctricos.

Ahora es el momento de solicitar un presupuesto para tu futura estufa de pellets. La instalación siempre queda a criterio del técnico, que determinará cuál es la mejor salida para los gases. En muy poco tiempo la puedes tener funcionando y notarás cómo el ahorro en la factura de la luz o del gas es considerable.

Las estufas de pellets han tomado la delantera para calentar las viviendas frente a otras opciones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios