www.lavozdetalavera.com
Citas virtuales: el amor en tiempos de COVID
Ampliar

Citas virtuales: el amor en tiempos de COVID

miércoles 25 de agosto de 2021, 08:00h

El mundo cambió radicalmente debido a la pandemia del coronavirus. Actividades normales tales como asistir al trabajo, concurrir a los centros de estudio o salir a comprar productos de primera necesidad se volvieron un riesgo para la salud. La vida social se vio interrumpida casi por completo y las personas tuvieron que desarrollar nuevos métodos para relacionarse.

Ante la imposibilidad de salir a conocer gente en la vía pública, muchos solteros y solteras decidieron registrarse en las mejores páginas de citas para comenzar a tener contacto con otras personas. Este tipo de plataformas actuaron como un entorno seguro donde se formaron vínculos que culminaron en citas virtuales, encuentros casuales y relaciones serias.

El gran temor que genera la probabilidad de contagio por COVID ha reducido drásticamente la cantidad de encuentros presenciales. Como consecuencia, hubo un gran aumento de las citas virtuales.

Un grupo importante de personas ahora prefiere realizar videollamadas y compartir un buen momento online, antes que exponer su salud ante el contacto directo con posibles asintomáticos.

El boom de las citas virtuales

Las citas virtuales abrieron un mundo de posibilidades, ya que permiten participar en actividades conjuntas desde la seguridad de casa. La distancia no impide el compartir en varias circunstancias.

En los primeros encuentros online, una opción es recrear las salidas tradicionales tomando café o una comida. Y poco a poco las actividades pueden variar, en la medida en la que se comparten otras experiencias.

Entre las actividades favoritas de los jóvenes se encuentran la práctica de deportes, las partidas de juegos online y la visualización de series en simultáneo. Por otro lado, las personas más adultas prefieren compartir música, preparar la cena juntos, mientras se da una conversación, como en una cita en persona, o incluso compartir un baño, utilizando protectores contra agua que protejan los móviles.

Las citas virtuales, al igual que las tradicionales, pueden derivar en encuentros más íntimos, si ambas personas congenian. El sexo virtual puede darse intercambiando mensajes, fotos y/o vídeos. Convendría que las dos partes averiguaran cómo hacer sexting antes de tener la cita online con estas intenciones.

En algunas ocasiones, la cita virtual se utiliza solo como un medio para programar un encuentro presencial posterior.

Citas presenciales con distancia de seguridad

No sólo han cambiado las modalidades de comunicación, sino también los lugares de encuentro. Quienes deciden verse en vivo y en directo han reemplazado los bares por las plazas y los restaurantes por la comida para llevar.

Un picnic en la naturaleza respetando una distancia prudencial puede llegar a ser tan divertido como compartir unas cervezas codo a codo en una barra, y es mucho más seguro. La salida al cine también puede reemplazarse por ver Netflix en una de las casas, reduciendo las posibilidades de contagio y aumentando la intimidad.

Si bien mantener relaciones sexuales actualmente implica un riesgo, también es cierto que reporta muchos beneficios para la salud mental. Por lo tanto, es aconsejable concretar encuentros íntimos esporádicamente. Se debe esperar un par de semanas entre una cita y otra para tener seguridad de que ninguno de los involucrados ha contraído COVID en el acto, preferiblemente con las pruebas correspondientes al día.

Relaciones estables en época de pandemia

Contrario a lo que algunas personas piensan, el confinamiento ha tenido muchos efectos positivos sobre la comunicación a distancia. La gente mantiene conversaciones interesantes y dialoga por mucho tiempo antes de conocerse presencialmente, lo cual tiene como resultado la construcción de vínculos más sólidos.

La atracción física ha mermado un poco su relevancia, dando lugar a que se generen otros tipos de interacción que antes quedaban relegados. Los individuos intercambian sus opiniones con libertad, conocen cuáles son las ideas de los demás y verifican si sus personalidades son compatibles antes de verse de forma presencial.

Por lo tanto, se reducen significativamente las posibilidades de desilusión posterior y el fracaso del vínculo. Este cambio en el orden en que comúnmente se sucedían las etapas del proceso para conocer gente produjo que las relaciones que surgieron en el contexto de pandemia sean más estables y tengan un buen pronóstico a futuro.

¿Hay que seguir tomando medidas de seguridad?

Si bien la situación epidemiológica ha mejorado mucho a nivel nacional, es necesario que la gente continúe cuidándose. Una forma de hacerlo es realizando algunas preguntas de seguridad a aquellas personas con las cuales se quiera tener contacto de manera presencial.

Entre las más importantes se encuentran aquellas relacionadas con la efectiva vacunación y el contacto estrecho con personas que hayan tenido coronavirus. También es fundamental saber si el individuo y sus convivientes trabajan desde su domicilio, asisten a sus empleos en sus vehículos particulares o utilizan el transporte público.

Por último, se debe confirmar si la otra persona usa la mascarilla regularmente. En caso de que la persona haya estado expuesta a muchos riesgos o se niegue a utilizar elementos de seguridad, es recomendable postergar el encuentro presencial y mantener otras citas virtuales hasta que se realice un testeo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios