www.lavozdetalavera.com
Cuál es la mejor inversión en 2022: ¿criptomonedas u oro?
Ampliar

Cuál es la mejor inversión en 2022: ¿criptomonedas u oro?

miércoles 09 de febrero de 2022, 11:03h

El Bitcoin nació como una manera de descentralizar el sistema financiero tradicional. La crítica hecha a esta criptomoneda se centra en el sistema bancario y su modelo de reserva fraccionaria.

Este sistema usa el dinero de los clientes para otorgar préstamos y generar intereses, manteniendo una reserva por ley, la cual es sólo un porcentaje del dinero depositado por los usuarios.

Esto quiere decir que el dinero no pertenece realmente a los clientes, pues si todos los usuarios desean retirar sus ahorros en su totalidad sería algo completamente imposible.

De otro lado, el funcionamiento del oro es bastante diferente. Este mineral precioso se usa como reserva de valor desde hace siglos. Su valía depende en parte de la confianza que depositen en él sus usuarios, pero también de sus características intrínsecas.

Debido a esto, se compara con frecuencia el Bitcoin con el oro.

Tanto el oro como el Bitcoin son bienes raros y con un suministro limitado. En el caso del Bitcoin, su diseño inicial sólo permite una oferta máxima de 21 millones de tokens. En cuanto al oro, aunque todavía no se ha minado en su totalidad, se sabe que su oferta es finita.

Debido a la escasez, ambos activos tienden a apreciarse constantemente y de ahí su uso como reserva de valor. Mientras los bancos pueden crear más billetes cuando lo necesiten, no es posible crear más Bitcoins o más oro.

El mineral, debido a su larga vida, tiene una mayor estabilidad y se encuentra fuertemente regulado a nivel mundial. Por su lado, el valor del Bitcoin en el mercado es mucho más volátil y se encuentra menos regulado.

Aunque no se sabe si el precio del Bitcoin superará al del oro, estos dos activos no tienen que competir entre sí .

¿Qué se dice a favor del oro?

El oro ha estado en nuestra sociedad durante siglos. Se usa para la creación de bienes de consumo como joyas, accesorios, o aparatos electrónicos. Su utilidad contribuye a su valor en el mercado, pues las industrias requieren constantemente nuevos suministros para realizar sus negocios.

A pesar de la alta demanda, la oferta mundial de oro es muy baja. Según las estimaciones del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), existen alrededor de 244 mil toneladas métricas de oro en el mundo. De esta cantidad, sólo quedan por minar poco más de 55 mil toneladas.

Este suministro no se puede alterar, ya que no es posible crear más oro o multiplicar el que ya existe. La única manera de que el suministro cambie es que se consigan nuevos yacimientos, pero esto es poco probable.

En períodos inflacionarios el precio del oro aumenta, pues las personas protegen el valor de su capital por medio del metal. Aunque actualmente el dólar está perdiendo valía a causa de la inflación, el consenso general es que esto es una situación temporal.

De acuerdo con algunos analistas, el crecimiento del mercado del Bitcoin y las criptomonedas también contribuye a la desvalorización del oro.

De otro lado, muchos inversionistas optan por mover parte de sus inversiones desde el oro hacia el Bitcoin para lograr ganancias más rápidas. Aunque esto puede ocurrir, la volatilidad de los criptoactivos hace que muchos vean el oro como una inversión más fiable.

¿Qué se dice a favor de las criptomonedas?

El Bitcoin actúa como reserva de valor dentro del mercado de las criptomonedas. Mientras que los criptoactivos de menor capitalización sirven para la especulación, las ganancias se suelen invertir en Bitcoin.

Por fuera del segmento de las criptomonedas, los inversionistas optan por el Bitcoin para diversificar su cartera. Muchas firmas importantes recomiendan una composición de entre 5% y 10% de Bitcoin para un portafolio de inversión determinado.

En temporadas alcistas, las ganancias generadas por el Bitcoin son realmente considerables. Los períodos a la baja son aprovechados por muchos individuos para acumular más monedas, pues la creencia general es que el valor de la token volverá a aumentar eventualmente.

La fortaleza del Bitcoin dentro del ecosistema de los criptoactivos tiene diferentes orígenes, pero destaca principalmente por su seguridad y descentralización. Mientras otras tecnologías de cadenas de bloques (blockchains) sufren ataques cibernéticos constantes, el Bitcoin rara vez sufre de este problema.

Su funcionamiento no depende de una única empresa o un gobierno centralizado; por el contrario, cualquier persona puede participar en la red del Bitcoin y colaborar públicamente con otros poseedores de la moneda.

Al igual que el oro, el precio de la token está desligado del resto de los activos, especialmente de aquellos pertenecientes a las finanzas tradicionales como las acciones y las hipotecas.

Veredicto final

El Bitcoin es el principal representante del mercado de las criptomonedas y su popularidad está creciendo a pasos agigantados. Su importancia ha contribuido a un incremento de su precio durante los últimos años, especialmente durante el periodo de la pandemia de COVID-19.

Entre las ventajas de la moneda se encuentran su facilidad de uso y adquisición, divisibilidad, descentralización y seguridad. Debido a esto, el Bitcoin se proyecta como una opción de inversión mucho más asequible que el oro u otros activos tradicionales.

De acuerdo con algunos analistas, es posible que la capitalización de mercado del Bitcoin termine por superar a la del oro para el año 2030.

Sin embargo, la pregunta definitiva no es si se debe invertir en oro o en Bitcoin. Ambos activos tienen sus ventajas y desventajas. El consenso entre los inversionistas es que, para tener un portafolio más sólido, es importante invertir en ambos activos.

El oro tiene un mayor rendimiento en el largo plazo, al igual que el Bitcoin, aunque la ventaja de la criptomoneda es que su precio puede subir enormemente durante tendencias alcistas.

Con este panorama, todo parece indicar que los criptoactivos llegaron para quedarse. Sin embargo, su historia reciente muestra que, más que desplazar a los mercados tradicionales, en el futuro ambos mercados van a coexistir.

A medida que el Bitcoin gane más aceptación mundial por parte de los reguladores, su difusión y uso posiblemente aumentarán. Dependerá de cada inversionista decidir cuánta confianza deposita en uno u otro activo y cuánto riesgo está dispuesto a aceptar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios