www.lavozdetalavera.com
La Paz Perpetua de Kant... y una estudiante de Talavera

La Paz Perpetua de Kant... y una estudiante de Talavera

Fidel Cordero, profesor de Historia en el IES Gabriel Alonso de Herrera, de Talavera

Por La Voz de Talavera
viernes 21 de abril de 2023, 09:50h

Este año, cuando llegó en mi instituto el día de pensar en actividades para el Día de la Paz, me planteé que no bastaba, que no debía conformarme con los tópicos al uso, y que era mi obligación moral arriesgarme, porque si alguna prioridad tiene hoy el mundo en que vivimos es precisamente ésa, la paz.

Entonces me dio más rabia que de costumbre limitarme a los tópicos pacifistas y me decidí a proponer a mis estudiantes nada menos que trabajaran sobre la propuesta de Paz Perpetua que había hecho Kant a finales del siglo XVIII, y que luego Habermas había relanzado dos siglos después, ya en nuestro tiempo.

Incluso les aclaré que Habermas lo pide como un Derecho Humano personal, de cada individuo, como sujeto de ese derecho a vivir en paz, y que no tenían por qué compartir esta idea, porque yo mismo coincidía en esta propuesta, pero como un derecho de las Comunidades, como un derecho colectivo.

Sé que está ahora mismo Ferrajoli proponiendo una Constitución universal, con este derecho, entre otros, garantizado. Sé que entre nosotros, en nuestra misma ciudad, hay profesores como Fernando Rovetta ansiosos de divulgar y debatir estas propuestas, pero sé también que todo esto parece quedar muy lejos del nivel de conocimientos e incluso de los intereses de nuestra audiencia: adolescentes poco dados a las especulaciones filosóficas, y adormecidos por otro tipo de informaciones tendentes por lo general a que se resignen con lo que la realidad internacional, o 'los mercados' les ofrecen como una realidad casi inamovible. Por lo menos inamovible para sus voluntades juveniles.

Así que es fácil imaginar mi sorpresa cuando una estudiante de 4º de la ESO, Carla Gutiérrez Amor, apareció, pocos días después y sin pedirme más explicaciones ni consejos, con una hoja que imitaba la portada de un diario titulada La Paz Perpetua, en la que se resumían de forma audaz los mejores aspectos, y los más vigentes, de la propuesta de Kant. Inmediatamente pensé que el espacio de nuestras aulas, en las que distribuí esa 'portada', se quedaba pequeño y que debía intentar darle una difusión más amplia.

Aparece, como veis en la imagen que ilustra estas líneas, una breve presentación del filósofo alemán, como ilustrado y propagador del pensamiento crítico. aparece su retrato y una tópica imagen de la paloma de la paz de Picasso. Pero sobre todo se recoge la idea clara de que la paz debe ser no sólo un fin, sino un deber. De entrada.

Resume luego que deben evitarse los tratados secretos, las cesiones de estados, los ejércitos permanentes (que debería ir desapareciendo, como hoy insiste Ferrajoli), las intromisiones de unos estados en el gobierno de otros y, por supuesto, los mecanismos intrínsecamente inmorales del asesinato o la traición para perjudicar unos estados a otros. En definitiva, cuestionando todo lo que seguimos haciendo mal, tenazmente, para perpetuar el mecanismo irracional de la guerra.

Y cierra su brillante síntesis con lo que creo que abre más la polémica y el debate, esos "tres artículos definitivos" en los que señala como exigencias de esa paz universal: el republicanismo -la soberanía popular y la renuncia a los imperialismos-, la necesidad de construir una federación universal de naciones -lo que luego intentaron la Sociedad de Naciones y aún a duras penas la ONU-, y esa hospitalidad universal que hemos venido a llar y considerar Fraternidad, como el deber universal social para que cualquier derecho sobreviva.

En suma, aquí os lo dejo, porque creo que merece la pena pensarlo, debatirlo y que lleguemos a entrar a fondo en esta propuesta ya tan larga como desatendida. A ver si, tras más de dos siglos, alcanzamos ya esa mayoría de edad de la Humanidad con que soñaban en la Ilustración.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+
0 comentarios