www.lavozdetalavera.com

A Viva Voz / PEDRO ANGEL ROSADO

Dios te guarde, amigo Jesús

El pasado sábado, tras una larga y machacona enfermedad que no le impidió mantenerse al frente de sus empresas hasta el último día, murió en Talavera Jesús García de Castro, el primer alcalde de la última etapa democrática en nuestra ciudad. Valenciano de nacimiento y talaverano de corazón, a García de Castro, don Jesús, le dolía en el alma todo lo relativo a nuestra ciudad y sus habitantes, con los que solía ser tan crítico como complaciente
En esa dicotomía se movió toda su vida, durante la cual, a base de un notable espíritu de trabajo y una gran inteligencia comercial, creó una modélica empresa y logró una importante fortuna, que en no pocas ocasiones utilizó para ayudar a los demás.

Sin ir más lejos, este proyecto periodístico por el cual se recuperó la antigua cabecera de LA VOZ de Talavera contó desde el principio con su apoyo y, como de bien nacidos es ser agracecidos, aquí queda expuesto negro sobre blanco el agradecimiento que en tantas ocasiones tuvimos ocasión de expresarle en vida y que ahora renovamos y multiplicamos honrando su memoria cuando, desgraciadamente, ya no está entre nosotros.

Pero por lo que Jesús García de Castro forma parte de la Historia -con mayúsculas- de Talavera es por su faceta política, ya que como cabeza de lista del PSOE obtuvo la Alcaldía de nuestra ciudad en las primeras elecciones democráticas de 1979, aunque su talante social y sus inclinaciones y devociones sociorreligiosas -especialmente cuando apoyó expresa y económicamente la colecta para la reparación de la entonces Ermita de la Virgen del Prado, Patrona de la ciudad- fueron demasiado para la izquierda de aquellos años y, asediado por sus ‘compañeros’ del PSOE y del PCE, que gobernaban en coalición, acabó presentando su dimisión apenas seis meses después de su toma de posesión y poniendo en bandeja la Alcaldía a su número 2, Pablo Tello, con los resultados ya conocidos.

En Talavera se quedó por amor a su esposa, doña Teresa (q.e.p.d.), y a ella y a esta ciudad les dedicó toda su vida, luchando por una Talavera mejor y más próspera. En ese objetivo, amén de su intentona política, García de Castro ayudó a fundar Fepemta, en la que durante mucho tiempo fue alto directivo y siempre sobresaliente colaborador.

Por todo ello y por mucho más... Por lo que hiciste en vida, en la hora de tu muerte, Dios te guarde, amigo Jesús.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Voz de Talavera

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.